Pueblos de la Ruta de Serra Gaúcha

La Ruta de los Vinos Gauchos, un paseo por el renombrado Valle de los Viñedos y por las ciudades del vino de Brasil.
En "Pueblos de la zona"

Listado de contenidos: 4 artículos

Caxias do Sul

La capital de la industria de Río Grande del Sur, Caxias do Sul, es una ciudad de porte mediano-grande que celebra la fiesta de la Uva cada dos años.

Caxias do Sul desde el mirador del Morro de la Fiesta de la Uva Foto Miguel Angel Alvarez, Guiarte.com

Caxias do Sul, con más de 400.000 habitantes es una ciudad que ha crecido mucho en las últimas décadas por ser el punto donde se concentra la mayor parte de la industria del estado de Río Grande del Sur. No es cuestión de negar la capitalidad del estado a Porto Alegre, ciudad mayor que tiene una cultura e interés intrínsecos, pero los locales llaman a esta ciudad Capital de la Industria Gaucha.

Actualmente es el segundo mayor foco industrial de Brasil y uno de los mayores de Latinoamércia, con más de 6500 industrias. Pero también es una de las ciudades del vino gaúcho, que cuenta con varias vinícolas.

La ciudad se asienta en la zona serrana de Río Grande del Sur, un área montañosa y con altitudes que van de los 300 a los 600 metros. El clima es bastante templado durante todo el año, con veranos e inviernos suaves, donde las temperaturas raramente bajan de los 2 grados. El paisaje en los alrededores es bastante agradable, dominado por los bosques de Mata Atlántica y el pino Araucaria.

Caxias do Sul es una ciudad que nos sirve de entrada a la "Rota dos Vinhos da Serra Gaúcha", pero que ha crecido tanto que se hace quizás poco recomendable su exploración turística urbana. En los alrededores, todavía dentro del propio municipio, existen aparte varios atractivos como los "Caminhos da Colônia", "Estrada do Imigrante" y "Ana Rech".

Mirador de la montaña de la Fiesta de la Uva, en Caxias do Sur, durante la celebración. Foto Miguel Angel Alvarez, Guiarte.com

Festa da Uva de Caxias do Sul

Cada dos años se celebra la Fiesta de la Uva, una feria donde la uva y el vino son los protagonistas, que quizás sea la mayor razón por la que detenerse en esta ciudad. Esta fiesta se realiza en el "morro da Festa da Uva", un montículo desde donde se tiene unas vistas inigualables de toda la ciudad.

La Festa da Uva muestra en varios pabellones feriales todo lo relacionado con la producción vinícola y gastronómica de la región, desde la historia del vino, los productos típicos de cada una de las ciudades cercanas, hasta una réplica de la colonia italiana, con casas típicas de inmigrantes de este país. Se completa con diversos actos que ocurren días señalados, como un desfile de carrozas, conciertos, etc.

Aparte, todo alrededor de estos reclamos interesantes, se crea un ambiente comercial, donde podremos encontrar los típicos puestos de feria vendiendo todo tipo de cosas de mercadillo o incluso empresas que exponen productos para el campo, como tractores y otro tipo de maquinaria.

Por esa variedad de cosas que muchas veces no tienen nada que ver con la Uva, en nuestra opinión, la fiesta decae un poco en su interés, pero es visitada por miles de personas cada celebración.

Farroupilha

Una ciudad de la ruta de los vinos de Río Grande del Sur, Brasil. Cuna de la inmigración italiana.

Cascada de Salto Ventoso, en Farroupilha. Foto de Julio Dal Monte, prefeitura de Farroupilha.

Farroupilha es una ciudad de poco más de 65.000 habitantes que está situada en la Sierra Gaucha, al sur de Brasil. Es una de las ciudades-colonia italianas que dicen es la cuna de la inmigración italiana en el estado de Rio Grande del Sur y en Santa Catalina.

Su fundación como ciudad independiente se produjo en 1934, pero desde 1870 se tienen referencias históricas de la Colonia de Novo Milano, que se asentaba en las tierras que son ahora el municipio de Farroupilha. Su nombre se debe a la "Revoluóão Farroupilha", cuyo centenario iba a producirse en el año siguiente a la independencia de la ciudad. En dicha revolución el estado de Río Grande del Sur luchó por la independencia de Brasil.

En Farroupilha podremos encontrar diversos puntos de interés, pero todos fuera del núcleo urbano, que no tiene gran cosa. La zona está plagada de paisajes serranos y actividades para realizar al aire libre siendo los puntos más destacados Salto Ventoso y el Santuario de Nossa Senhora de Caravaggio.

Iglesia Matriz en Farroupilha, del Sagrado Coração de Jesus, con torres de 49 metros de altura. Foto Miguel Angel Alvarez, Guiarte.com

La cascada de Salto Ventoso es un paseo bastante interesante, por una carretera de tierra que está en buenas condiciones para ir con cualquier coche, que tiene unos 11 kilómetros de longitud. En el pueblo hay carteles indicadores para llegar y si no los vemos podemos preguntar a cualquier persona. Las dimensiones de la cascada, con 55 metros de caída son bastante interesantes como para que merezca la pena el desplazamiento, pero además se puede acceder a la gruta que hay detrás del torrente de agua, para ver el paisaje a través.

También es destacable el Santuario de Nossa Senhora de Caravaggio, el mayor santuario religioso del sur de Brasil, que recibe miles de visitantes cada año. Veremos varias edificaciones religiosas en honor a la Virgen de Caravaggio, aparecida en la vila de Caravaggio, al norte de Italia y cuya devoción fue traída por los propios colonos italianos que se instalaron en Farroupilha. Se localiza a unos seis kilómetros fuera de la ciudad hacia el norte por la Rodovía dos Romeiros.

Bento Gonçalves

Capital del Vino, en la región Serrana de Río Grande del Sur, Brasil.

Pórtico de entrada a Bento Gonçalves, con forma de Cuba. Foto Miguel Angel Alvarez, Guiarte.com

Bento Gonçalves, en Río Grande del Sur, es una de las ciudades de la "Serra Gaúcha" con más renombre y uno de los puntos principales de la Ruta de los Vinos Gauchos. Ello le ha permitido ganarse el apelativo de Capital del Vino.

Su historia parte de 1870 cuando era un área conocida como Crizinha, poblada por indígenas. En 1875 llegaron los primeros inmigrantes italianos que formaron la colonia de Dona Isabel. Más tarde el nombre de la ciudad cambiará a Bento Gonçalves, en homenaje a un héroe de la Revuelta Gaucha.

Tren María Fumasa, a vapor, de Bento Gonçalves. Foto Miguel Angel Alvarez, Guiarte.com

Su población supera por poco los 100.000 habitantes, lo que hace de Bento Gonçalves una ciudad mediana que ha quedado bastante despersonalizada respecto a su pasado, cuando era una colonia italiana. Tiene un clima templado y a pesar de estar en una zona serrana las temperaturas no suelen bajar de los cero grados en invierno.

Lo más interesante de la ciudad son los paseos en "María Fumaça", un tren de época a vapor, y sobre todo el recorrido por el "Vale dos Vinhedos", en el territorio del municipio, donde encontraremos la mayor concentración de vinícolas del país, donde podremos hacer degustaciones, paisajes repletos de vides, etc.

Otro de los puntos destacados de la ciudad es su portal de entrada, con forma de cuba de vino y de 17 metros de altura. Desde Bento Gonçalvez también se pueden excursiones de ecoturismo y practicar algunos deportes como el rafting en el descenso del Rio das Antas.

Iglesia Cristo Rey, en Bento Gonçalves. Foto Miguel Angel Alvarez, Guiarte.com

Garibaldi

Capital del Espumante, es una ciudad de Río Grande del Sur, Brasil.

Sede de la vinícola Peterlongo, en Garibaldi. Foto Prefeitura de Garibaldi.

Garibaldi es una de las poblaciones más visitadas de la Ruta de los Vinos de Río Grande del Sur, en el sur de Brasil. Una ciudad serrana que se asienta en una zona de paisajes lindos de Mata Atlántica y Araucarias.

La ciudad de Garibaldi es la sede de varias vinícolas donde se produce tradicionalmente el vino espumante, al que nosotros en España llamamos Cava, razón por la que se hace llamar como la Capital do Espumante. No es para menos, pues en esta localidad y los alrededores se produce en torno del 80% del espumante que se fabrica en Brasil. Las vinícolas más reconocidas del lugar son Chandon, Georges Aubert o Peterlongo, lugares que se pueden visitar y degustar sus cavas.

Como detalle interesante, en Garibaldi se produce un tipo de espumante que está creado a base de moscatel, que tiene un sabor bastante más dulce que el cava seco y que por ello tiene gran aceptación en el mercado brasileño, sobre todo en época de navidad.

Los primeros en poblar este lugar, sin contar los indígenas que ya vivían en estas tierras, fueron colonos alemanes en 1870, aunque luego inmigrantes italianos se hicieron más numerosos y hoy la ciudad tiene algunas de las características de las colonias italianas, predominantes en la región. En 1900 ganó el estatus de población independiente y fue llamada Garibaldi en homenaje a Giuseppe Garibaldi, personaje importante de la Revuelta Gaucha que persiguió la independencia de Río Grande del Sur de la nación Brasileña.

Las opciones de turismo en Garibaldi son básicamente las rutas temáticas dedicadas al vino, en concreto al espumante en esta localidad. Además existe una asociación que promueve un paseo turístico que denominan la "Estrada do Sabor", donde se puede visitar varias familias en sus propias casas de campo, que ofrecen a los visitantes diversos productos rurales típicos la gastronomía regional, como queso, salchichón, mermeladas, miel. Además organizan picnics y otro tipo de actividades, como cosecha de uva.

Iglesia Matriz de São Pedro, en Garibaldi. Foto Prefeitura de Garibaldi.