Qué Ver en Las Vegas

Las Vegas es una ciudad especial, ubicada en el estado de Nevada, en el interior de Estados Unidos, con un nombre indisolublemente unido a la imagen de la diversión y el juego.

Las calles

Dos son las arterias que sintetizan la vida y también la historia reciente de Las Vegas, la calle Fremont y el Strip.

En el Strip abundan magníficos centros comerciales. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

La calle Fremont
Esta vía representa Las Vegas de las décadas pasada, una arteria propicia para los espectáculos y para recordar películas que le dieron fama como Diamantes para la eternidad. Ahora, el centro de gravedad de la urbe se ha trasladado, pero la calle Fremont sigue siendo un punto de referencia.

Ante el declive de la calle, en la última década del siglo XX los negociantes reactivaron el interés con la llamada Fremont Street Experience, un espectáculo de luces, sonido y actuaciones que anima esta parte de la urbe.

El Strip
Es el emporio actual de los inmensos hoteles y casinos. Tiene unos cinco kilómetros de longitud y está rodeado de centros espectaculares, hoteles temáticos con zonas de compra y diversión.

También en la zona está el Fashion Show Mall, el más reconocido centro comercial, y uno de los mayores de EE.UU.

En medio de aires palaciegos romanos… más establecimientos. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

Hoteles y Casinos

Frente a las edificaciones bajas que se extienden por otras parte de la ciudad de Las Vegas, el Strip está caracterizado por sus establecimientos hoteleros, con grandes salas de juego.

El Excalibur, con su aíre medieval. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

Todo este entramado nos lleva ante establecimientos comerciales, joyerías, galerías de exposiciones, restaurantes, etc. Un mundo de gran colorido destinado a persuadir al viajero para que de una u otra forma deje sus dineros en la ciudad.

Algunos de los establecimientos están a la manera de parques temáticos, que nos recuerdan el mundo romano, el medioevo, París, Nueva York o los propios canales florentinos.

Por citar algunos, el Caesar Palace evoca la romanidad clásica. Es inmenso. Vale un dato: dispone de unas 4.000 habitaciones.El Excalibur está a medio camino de un castillo medieval y disneylandia, el París nos presenta su llamativa Torre Eiffel; el Luxor se relaciona con el Antiguo Egipto, y el Venetiam, como su nombre indica, nos proporciona el aire veneciano de las góndolas y los palacios de la ciudad italiana.

El París, también está en el Strip Las Vegas. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

Los establecimientos comerciales

En general, en torno a todos los grandes hoteles de Las Vegas hay una gran zona comercial, con tiendas sumamente atractivas.


En Las vegas, los comercios están al lado de los canales venecianos o en el interior del poderoso palacio imperial romano.

Los hoteles son temáticos, pero en torno a ellos discurren clientes y viajeros visitando las tiendas y lugares de juego.

Ese listado continúa con los lugares que ofrece el Bellagio o el París... pero sobre todo destaca el Fashion Show Mall con infinidad de tiendas y restaurantes, en un espacio que es de los mayores de Estados Unidos en su género, y en el que hay una gran programación regular de desfiles de moda.

Establecimientos de negocio y diversión, al lado de un canal veneciano. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

La ciudad de las bodas exprés

Es fácil discurrir por la ciudad y encontrarse con alguna pareja de recién casados… porque Las Vegas es también un lugar propicio para las bodas.

La ciudad cultiva un aire de glamur que encaja perfectamente con la frivolidad de la boda exprés. Imagen de Rubén Alvarez. Copyright.

Cada día hay cientos de bodas en la ciudad. Se dice que son cerca de 150.000 las parejas que acuden aquí a celebrar este tipo de eventos de la forma más variada.

De hecho, por toda la ciudad abundan las capillas, y hasta en los hoteles las hay apropiadas para estas celebraciones, que se pueden hacer civiles. Los más atrevidos incluso las hacen en helicóptero, sobrevolando la ciudad, el desierto o hasta el Gran Cañón.

Los precios no son altos. Por unos 250 euros se puede contar con lo básico e incluso una limusina para trasladar a los novios. Y los trámites son llevaderos, siempre que los contrayentes sean mayores de edad. La licencia matrimonial se expide en una oficina destinada al efecto, que abre hasta media noche.

La ciudad de Las Vegas desde las alturas. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

La presa Hoover


La presa Hoover es una gran obra de ingeniería puesta en marcha en tiempos de la gran depresión estadounidense, situada a unos 50 kilómetros de Las Vegas.

Parte interior de la Presa Hoover. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

Se trata de una obra que ha pasado a la historia por sus novedosas innovaciones técnicas y la velocidad de su construcción, que obligó a desviar el río Colorado. Se califica como un monumento Art-deco.

El nombre lo recibe del presidente de Estados Unidos que impulsó la obra, realizada entre 1931 y 1936. El embalse recibe el nombre de lago Mead, en memoria de uno de los diseñadores del mismo.

Tiene la presa unos 380 metros de largo, una altura de 220 y forma curvada. Suministra gran parte de la energía eléctrica que necesita la región, y se ha transformado en un punto de atracción turística, entre otros motivos por la arquitectura, con su poderosa sala de turbinas, los miradores que permiten contemplar la obra, las torrecillas y el lago.

El lago, con una extensión de 640 kilómetros cuadrados y 800 kilómetros de costa, atrae a multitud de visitantes, que pueden dedicarse a navegar, nadar o simplemente a contemplar las aguas mientras come en un merendero.

La cima de la presa sirvió como carretera, la ruta 93, hasta que ya en el siglo actual se construyó un altísimo puente que lleva el nombre de Mike O'Callaghan-Pat Tillman Memorial, o sencillamente puente de la pressa Hoover. Se eleva a 270 metros por encima de las aguas del río y parece ser otra proeza técnica.

Al mito de la obra de la presa se añade la magnitud de la misma, los nuevos sistemas técnicos empleados y hasta las dificilísimas condiciones de un trabajo que causaron una cifra de muertos muy elevada.

Interior del gigante arco del puente de la presa Hoover. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

La naturaleza

Muy cerca de la ciudad de Las Vegas está el Red Rock Canyon, que presenta unas formaciones rocosas muy atractivas.

El Gran Cañón, un espacio muy visitado por los turistas que llegan a Las Vegas. Imagen de Rubén Alvarez. Guiarte.com Copyright.

Se halla a unos 30 kilómetros de Las Vegas, pero dispone de unos magníficos recorridos para hacer senderismo. Por ello es sumamente visitado: en torno a un millón de visitantes al año.Pero el gran atractivo natural que ofrece el territorio es el Gran Cañón del Colorado.

La garganta del Colorado es un soberbio paisaje escarpado de vistosas tonalidades rojizas. La brecha tiene hasta 30 kilómetros de anchura y es uno de los grandes espectáculos de la naturaleza en los Estados Unidos.

El río Colorado, de más de 2.000 kilómetros de longitud, pasa casi kilometro y medio más hondo que los bordes del cañón. A lo largo de más de 400 kilómetros ha forjado una garganta en la que los tonos y la dureza de los distintos estratos generan un espectáculo visual grandioso.

El Gran cañón está a unos 200 kilómetros de Las Vegas, pero es visita imprescindible. Merece la pena alquilar un coche y pasar allí un par de días.


Volver a la Guía de Las Vegas