La fiesta de la calabaza.

La fiesta de la calabaza Los mayores recordarán siempre aquellas tardes de otoño, en las que con una calabaza o una gran remolacha construíamos un monstruo amenazador. Hoy continúa la tradición en La Cepeda.

30/10/2009

Con un artículo de Maite Almanza y una foto de Norberto, en la que aparecen los pequeños con su calabazas, Diario de León ha destacado cómo se puede organizar una festividad infantil en torno a un fruto que se recoge en otoño. En la Casa del Concejo de Villamejil, los pequeños trajeron sus monstruos de calabaza, y los mayores aportaron una excelente colección de frutos. No faltaron los regalos ni la merienda.

Ahí va el artículo del Diario:

Los pequeños, con sus magníficas y terroríficas calabazas. Imagen del Diario de León

El encanto de una calabaza
Los niños de La Cepeda festejaron Halloween por adelantado

Dice el dicho que A quien madruga Dios le ayuda. Eso debió de pensar la asociación cultural Rey Ordoño I, de Villamejil, que adelantó a ayer la celebración de la fiesta de Halloween y propuso a los niños de la comarca una curiosa actividad: una visita a una exposición de calabazas cultivadas en la zona. Las había de mayor y menor tamaño, de caprichosas formas y de aspecto más convencional, pero todas ofrecían cierto encanto.

Las bellas calabazas, trabajadas por los niños.
Además, los pequeños participaron en un concurso pensado para decorar este cultivo al más puro estilo de la noche de difuntos. La iniciativa, que pretendía propiciar unas horas de convivencia con la fiesta de la calabaza como excusa, incluyó también un merienda y la lectura de cuentos. La asociación planteó la jornada, que tuvo lugar en las antiguas escuelas de Villamejil, como una propuesta de ocio para los más pequeños de la zona en una época en la que descienden las actividades.

La exposición general de Calabazas tenía decenas de ejemplares, todas cultivadas en La Cepeda

> > Volver a la guía de La Cepeda