Norte y Sur de la Isla de Santa Catarina

Hay un Norte y un Sur de la isla: un norte con más dotaciones turísticas y mejores vías de acceso y un sur más bello, pero más abandonado.

Playa Brava, en Cachoeira, un espacio bellísimo en el que sobra mucho cemento. Imagen de guiarte.com

Personalmente, me inclino por el sur, pero el lector debe saber que siempre he amado el disfrute de la belleza y lo natural, lo auténtico.

El aeropuerto de Hercilio Luz se halla al sur de la ciudad de Florianópolis, pero los caminos de su entorno conducen hacia el norte. Una autovía une la ciudad con las poblaciones del norte de la Isla, para dejar a los miles de turistas en lugares como Canasvieiras, Jureré, Cachoeira o Ingleses do Rio Vermelho.

En estos lugares abundan las calles bien asfaltadas, las excelentes edificaciones, los negocios turísticos, los restaurantes con oferta internacional, las grandes discotecas…

Las playas son excelentes, aunque –como ocurre en gran parte de la isla- se ha permitido en muchos casos a los particulares avanzar hasta la arena, en detrimento de los paseos marítimos o instalaciones de uso público.

A Costa da Lagoa no llega la circulación rodada; sólo los barcos. Imagen de guiarte.com

Para muchos, Jureré es la Ibiza o el Miami del Atlántico Sur, con su “movida” juvenil y festera. En lugares como este es habitual encontrar a personajes populares de la farándula brasileña y también de otros países del Cono Sur.

Frente a esta imagen frívola y turística del norte, el sur ofrece otra visión, más popular, más rural y pesquera.

En el lado occidental se suceden espacios con pequeñas playas y zonas de cultivos marinos. A un lado de la carretera se eleva la montaña dominada por una frondosa vegetación, al otro el mar, con numerosas casas de gente dedicada a la pesca o restaurantes.

Ribeirao da Ilha y las localidades más sureñas son humildes. En Caeira da Barra do Sul termina la carretera. Aún queda un buen trecho a pie para llegar a Naufragados, en el extremo sur.

Atardecer en Tapera do Sul, en el distrito de Ribeirao da Ilha. Guiarte.com

Por el otro lado de la isla aparecen espacios bellísimos en la Lagoa do Peri, Armacao o Pantano do Sul, donde se acaba la carretera, en una bahía llena de belleza, con el archipiélago de las tres islas Irmã, en la bocana.

Estos espacios recónditos conjugan belleza y gastronomía. Ribeirao es el paraíso de las ostras, y en Armacao o Pantano do Sul se ofrecen magníficos pescados. Son localidades de origen azoriano en las que la pesca se ha practicado siempre, incluso la de ballenas.

Y entre Norte y Sur, la Lagoa da Conceióão. En torno a ella, el viajero también encontrará lugares maravillosos.

Y arriba, en el norte, playa y ocio, en un espacio en el que el mar adquiere unos azulados esplendorosos.

> > Volver a la guía de Isla de Santa Catarina