Archivo de editorial de 2017

Caza... o exterminio

16/08/2017, La presión cinegética está contribuyendo a la erradicación de determinadas especies, por lo que las autoridades gubernamentales que autorizan la caza son responsables directas del declive de los ecosistemas.

Tórtola europea ©Fernando Guerrero-SEO/BirdLife

En España se inicia ahora un periodo de caza de especies que se hallan en pleno declive y que además están pareciendo un año tremendamente difícil, en el que las heladas, sobre todo en el norte, y la sequía, han arruinado la producción de frutos y han destruido incluso las nidadas en regiones enteras.

SEO BirdLife alude en especial a la tórtola europea con un declive poblacional del 26% y a la codorniz común con un declive del 66% como especies gravemente afectadas y señala que no se debería autorizar el aprovechamiento cinegético de estas especies por presentar un estado de conservación desfavorable.

Recuerda esta organización conservacionista que según los datos estadísticos relativos a las capturas (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente) la tendencia general es de un aumento anual de las capturas de ambas especies desde 2005 a 2014, en tanto que los datos poblacionales obtenidos (programa SACRE 2016 de SEO/BirdLife) indican que la codorniz ha sufrido un grave declive durante el periodo de 1998-2016. Sus poblaciones han bajado más del 66%. También es difícil la situación de la tórtola europea, que registró un declive de casi el 30% de su población.

Junto a ello, hay otro grupo grande de especies que resultaran afectadas por la caza, además de las condiciones ambientales y la presión humana. Por todo ello es condición necesaria que la opinión pública se posiciones contra esta agresión gratuita a nuestra riqueza natural. De lo contrario, seremos cómplices del exterminio.

Codorniz ©Juan Bécares

Destrozando una joya

12/07/2017, La macro urbanización costera española, especialmente en el tramo mediterráneo, es una de las herencias irresponsables para las generaciones venideras.

La costa española mantiene mayor calidad en el norte peninsular. Playa en San Vicente de la Barquera. Imagen de Guiarte.com

Guiarte.com, 12/07/2017
España está destrozando su patrimonio costero. A primera vista, el observador podría pensar que la proliferación de edificaciones en el territorio es una muestra de progreso y riqueza. Un error grave.

Es cierto que hoy se acoge en el Mediterráneo español a un número creciente de turistas… pero no vienen porque este sea un hábitat más atractivo que antes, sino por otras razones; la primera de ellas porque más del 50 por ciento de la costa mediterránea (y aún otros notables espacios turísticos del orbe) ha perdido atractivo por culpa del terrorismo y la inseguridad.

Greenpeace elabora un informe periódico sobre la destrucción de la costa, y el de este año señala que las provincias españolas en las que más ha crecido la urbanización los últimos 24 años son Castellón con un 148 por ciento, Granada con 146 por ciento, Valencia con 118 por ciento, Cádiz con 111 por ciento y Almería con 107 por ciento. En total, la urbanización en la costa española ha crecido un 57 por ciento en ese periodo. Los analistas han recurrido a las imágenes de satélite para cuantificar los daños.

El ansia por ocupar el espacio costero hace que descienda el encanto natural del frente marino y se degraden sus aguas. Y eso es lamentable porque hay comunidades que viven de ellas y un ecosistema que se daña por la contaminación de las aguas, los vertidos, el tráfico incontrolado de embarcaciones… y hasta la contaminación acústica.

Pierde el verdor y gana el cemento. Pierde el ciudadano y gana el especulador y el corrupto.

Y en esa costa encementada quedan también recuerdos para el futuro. huellas de unas acciones tan ambiciosas como ilegales o agresivas. Basta recordar proyectos urbanísticos como el del hotel ilegal del Algarrobico (Almería), el Acuario sin abrir del Puerto de Cádiz, las obras paralizadas de Puerto Mayor en la Manga del Mar Menor, la abandonada central nuclear de Lemoniz en ruina desde hace 30 años o el puerto exterior de los 1.000 millones de euros de obra en Langosteira (A Coruña).

El daño ha sido inmenso… pero podría continuar en el futuro si no se defiende la protección y la legalidad. A ello contribuiría un “resurgir” de la política del ladrillo y el innegable efecto del cambio climático.

Mapa de la presión urbanizadora en la costa de Mataró-Girona. Greenpeace.org

Los autores del informa demandan como urgentes las siguientes acciones:

Poner en valor de forma efectiva los espacios naturales protegidos del país. La red Natura 2000 debe tener una gestión real dentro de los planes de las CC. AA.

Blindar las zonas que aún se mantienen intactas.

Desde un punto de vista científico, es recomendable ampliar las escalas temporales de planificación, no cada cuatro años.

Exigir el cumplimiento de las sentencias de los tribunales y el cumplimiento de las leyes de manera que se desmantelen las construcciones ilegales, o en completo desuso, para restaurar el espacio que fue destruido.

Mantener la calidad del medio ambiente como base para el turismo, que supone el 11,7 por ciento del PIB nacional.

Reconocer en los Presupuestos Generales del Estado el impacto real del cambio climático en la costa para liberar de construcciones los espacios más peligrosos y restaurar la defensa natural que supone la costa bien conservada.

Trump: avanzar hacia el caos

02/06/2017, Donald Trump anunció ayer su intención de retirar a Estados Unidos del histórico Acuerdo Climático de París. Una decisión irracional.

Trump abandona el Acuerdo Climático de París, Estados Unidos ha deja de ser un aliado del planeta.

Guiarte.com. Washington, 02/06/2017
El acuerdo de París, firmado en el tramo final de 2015, comprometió a la casi totalidad de las naciones del planeta a establecer unas líneas de trabajo para que el incremento de la temperatura media del planeta se limite a 1,5 grados Celsius y se evite el desastre planetario. La decisión de Trump es un paso atrás, irracional y humillante para el propio país que él preside.

Estados, empresas y organizaciones han criticado esta nueva “genialidad” del mandatario.

World Wildlife Fund recuerda que el Acuerdo de París es la respuesta colectiva mundial al cambio climático. Carter Roberts, presidente y director general de FWF-EE.UU. afirmó que el Acuerdo surgió para revertir colectivamente una amenaza a nuestro estilo de vida y Estados Unidos ayudó a liderar ese cargo.

"Honrar nuestros compromisos y cumplir nuestras promesas han sido características de la política nacional e internacional de Estados Unidos. Las leyes y reglamentos ambientales de los Estados Unidos han servido de modelo para esas políticas en todo el mundo. El Acuerdo hace más que unir a las naciones en torno a una visión común. Crea un plan de cooperación, estabilidad política y creación de empleo. La economía de energía limpia de nuestra nación emplea a más de 3,3 millones de estadounidenses, más que todos los empleos combinados en la industria de combustibles fósiles. Los actores de la verdadera economía estadounidense entienden que no tenemos que elegir entre la prosperidad económica y un futuro más seguro para nuestras familias y comunidades”, argumento el dirigente de WWF en EE.UU.

Recordó que desde los grandes minoristas como Walmart a las eléctricas como Pacific Gas & Electric a empresas tecnológicas como Google y Apple, las empresas estadounidenses han sido firmes en su apoyo al Acuerdo de París. Compañías de petróleo, gas y carbón como Royal Dutch Shell, BP, ExxonMobil y Peabody Coal han apoyado permanecer en el Acuerdo de París, lo que hace que el anuncio de Trump sea aún más confuso.

Para Greenpeace, la decisión de Trump implica renunciar al liderazgo de Estados Unidos en el orbe. Además, supone la renuncia a los beneficios económicos y medioambientales de una transición a las fuentes de energía limpias.

"Con la retirada del Acuerdo de París, Donald Trump deja a su país aislado del resto del planeta. Es una decisión moralmente reprochable que el presidente llegará a lamentar. La acción climática no es un debate legal o político, es una obligación ineludible para proteger a las personas y al planeta", ha declarado Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace Internacional.

La reacción de los países más afectados por el cambio climático también ha sido especialmente crítica.

Por otra ayer en Bruselas se ha renovado el compromiso entre la UE y China para luchar contra el cambio climático. En la declaración se destacan los beneficios sociales y económicos de la acción climática. Con más de 1,1 millones de personas empleadas en el sector de las renovables en la Unión Europea y más de 3,5 millones en China, ambas potencias van por delante de las políticas estadounidenses.

La realidad es que el anuncio de Trump hace temblar a quienes tienen alma conservacionista. Este locuaz personaje (no estadista) lleva poco tiempo en el Gobierno de la gran nación norteamericana... pero ya se ha visto sobradamente su capacidad para conducir hacia el caos.

Los desplazados del mar

30/05/2017, Cada año un millón de personas tienen que dejar sus hogares por el cambio climático, y en bastantes casos por la subida del nivel del mar.

Playa de Mele en Vanuatu, archipiélago cuyas costas retrocedesn ante el avance de la altura del nivel del mar. © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

Guiarte.com. Madrid, 30/05/2007
Intermon-Oxfam publicó hace tiempo un informe en el que señalaba que cada vez eran mayores los problemas por la escasez de agua, los ciclones y tormentas tropicales, los incendios, etc., circunstancias agravadas por el crecimiento de la temperatura del planeta.

En el mismo informe indicaba que muchas comunidades insulares de Vanuatu, Tuvalu y el Golfo de Bengala, se han visto ya obligadas a escapar de la subida del nivel del mar.

Precisamente a uno de esos territorios, Vanuatu, Greenpeace ha enviado ahora una expedición ecologista, con la que viajó el actor y modelo Jon Kortajarena

Vanuatu es uno de los países en situación más crítica por el crecimiento del nivel del mar. La republica está integrada por 83 islas, en el océano Pacífico, a unos 1700 kilómetros al nordeste de Australia.

Los paraísos del Pacífico son vulnerables. Naciones Unidas ha clasificado a Vanuatu como el país con mayor riesgo del mundo frente a los desastres naturales © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

El archipiélago, descubierto en 1606 por la expedición española de Fernández de Quirós. Cuenta con una superficie de unos 12.000 kilómetros cuadrados y la mayor parte del territorio está a poca altitud sobre el nivel del mar. Su origen volcánico agrava el futuro de las islas porque emergen en medio del océano, sin plataforma continental, por lo que la erosión es más grave e irreparable...

La visita de los ecologistas de Greenpeace pudo constatar los efectos que el cambio climático ya provoca en esta remota región del planeta. De hecho, durante la estancia del equipo, el ciclón Donna, de categoría 4 en una escala de 5, impactó sobre el archipiélago, a pesar de estar fuera de la temporada habitual de ciclones tropicales. Este tipo de fenómenos meteorológicos extremos se producen cada vez con más frecuencia e intensidad como consecuencia del cambio climático.

Los integrantes del grupo de Greenpeace, junto a Jon Kortajarena, en calidad de embajador del clima, visitaron una de las numerosas comunidades que han tenido que desplazar sus viviendas por la subida del nivel del mar.

Los desastres naturales se agravan con el cambio Climático. Imagen en Vanuatu. © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

Según los estudios del Servicio Meteorológico de Vanuatu y la sección científica de la Iniciativa Internacional de Cambio Climático de Australia (ICCAI) desde 1993, el nivel en Vanuatu ha aumentado el doble que la media mundial: un promedio de 6 milímetros al año (11 centímetros en total). El promedio mundial se sitúa entre 2,8 y 3,6 mm por año. En una de las localidades que visitó Greenpeace, Takara Village, las casas han tenido que desplazarse tierra adentro para amortiguar los efectos de la subida del nivel del mar.

En 2015 y 2016, Naciones Unidas ha clasificado a Vanuatu como el país con mayor riesgo del mundo frente a los desastres naturales. Su temperatura está en aumento, el periodo de lluvias ha disminuido, ha subido el nivel del mar y se han acidificado sus aguas.

Dada la vulnerabilidad, el riesgo de crisis humanitaria es cada vez mayor y actualmente la subida del nivel del mar amenaza a 100.000 personas y las virulentas tormentas tropicales a 30.000. El censo total del archipiélago es de unos 270.000 habitantes. La mitad de la población de Vanuatu está, pues, expuesta, cada año a los desastres.

Los ciclones y tormentas tropicales son cada vez más dañinos en el archipiélago de Vanuatu. © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

"No se trata de ser alarmistas, pero los científicos anuncian que se nos acaba el tiempo: si no se toman las medidas adecuadas antes de 2020 será cada vez más difícil evitar que la temperatura del planeta suba por encima de los 1,5 grados Celsius. Límite a partir del cual es muy probable que tengan lugar los peores fenómenos causados por el cambio climático", ha declarado Pilar Marcos, portavoz de Greenpeace durante el viaje.

Vanuatu está trabajando por una economía sostenible. Así, el archipiélago pretende llegar al 100% para 2030 de uso de energía renovable, lo que demuestra su apuesta para atajar el cambio climático.

Los representantes de Greenpeace han aprovechado la visita para recordar a los gobiernos y a las grandes corporaciones la obligación de respetar los derechos humanos y ser corresponsables de los impactos sobre el clima en sus actividades. Las políticas de apoyo a las “energías sucias” acaban pasando factura también a rincones remotos como Vanuatu.

Los habitantes de Saama Village, en Vanuatu, se preparan para la llegada del ciclón Danna y buscan refugio en la iglesia de la localidad. © Pedro Armestre/ Greenpeace Handout

Más medidas para defender el patrimonio natural

20/04/2017, La organización conservacionista WWF ha publicado un informe en el que pide medidas adicionales e inmediatas para detener la tendencia preocupante en el tráfico ilegal de comercio internacional de especies.

Las líneas de tráfico del Tigre de Sumatra. Informe Halting the illegal trade of cites species from world heritage sites. Guiarte.com

Guiarte.com. Gland (Suiza) 20/04/2017
Advierte esta organización que el tráfico ilegal de especies incluidas en las directrices de la CITES (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres) alcanza a muchos de los espacios naturales más importantes del mundo, incluyendo los sitios del Patrimonio Mundial.

Estos lugares no son sólo valiosos por su belleza, geología, y biodiversidad, sino un elemento de riqueza económica para los territorios. En ellos se mantienen poblaciones de especies raras de plantas y animales, incluyendo casi un tercio de los restantes 3.890 tigres salvajes y 40 por ciento de todos los elefantes africanos. Funcionan como el último refugio para especies en peligro crítico como los rinocerontes de java o las vaquitas marinas... Pero el ser humano pare conspirar para su destrucción.

El informe determina que la caza y pesca ilegales, así como la tala ocurren en casi el 30 por ciento de los sitios naturales y mixtos del Patrimonio Mundial, llevando a las especies amenazadas al borde de la extinción y poniendo en riesgo los medios de subsistencia y el bienestar de las comunidades. Además, los sitios naturales, en muchos casos, están amenazados también por actividades industriales destructivas.

Los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos y abordar toda la cadena de valor del tráfico de fauna silvestre, antes de que sea demasiado tarde ", dice Marco Lambertini, Director General de WWF International. "Necesitamos urgentemente más colaboración e integración entre la CITES, la Convención del Patrimonio Mundial y las autoridades nacionales para llevar a cabo una respuesta más coordinada e integral para detener el tráfico de fauna silvestre, desde la captura de especies en los países de origen".

Las líneas de tráfico del Tigre de Sumatra. Informe Halting the illegal trade of cites species from world heritage sites. Guiarte.com

La captura ilegal de especies degrada los sitios del Patrimonio Mundial y les resta valor. Estos territorios atraen el ocio y el turismo, generan actividad económica y crean empleo. Esos beneficios dependen de la presencia de especies incluidas en la lista de la CITES.

Alrededor del cinco por ciento de la población de tigres de Sumatra fue asesinada en 2016 y si los niveles actuales de caza furtiva y comercio continúan, los tigres podrían desaparecer de la naturaleza en Sumatra. Se les mata por sus pieles, para la medicina tradicional, para vender sus garras y colmillos... Si desaparecen, será menor el incentivo para proteger los bosques, lo que causaría una masiva deforestación para transformar el territorio en un gran campo para producir aceite de palma.

Hay muchos animales emblemáticos afectados. Los elefantes sufren por el tráfico de marfil, los rinocerontes por el valor de sus cuernos... El pangolín está en grandísimo peligro. Se calcula que más de un millón de pangolines han sido extraídos de su hábitat natural en la última década. Es el animal más explotado, por su carne y sus escamas.

Y junto a todo esto, otros peligros: un informe de WWF realizado hace un año determinó que casi la mitad de todos los sitios naturales del Patrimonio Mundial estaban bajo amenaza de actividades industriales dañinas como la minería, perforación de petróleo y gas, y la construcción de infraestructura a gran escala. Todo ello supondría riqueza para algunas industrias... pero retroceso de los ecosistemas y pobreza para las comunidades afectadas.

En torno al aceite de palma

10/04/2017, Los defensores de la naturaleza la odian; es una mala grasa; pero muy barata, y genera sustanciosos beneficios a las industrias alimentarias, cosméticas y de biocombustibles.

El avance de los cultivos está causando una enorme destrucción de los hábitats naturales en el sudeste de Asia. Ulet Ifansasti / Greenpeace

Los médicos advierten de que es una de las grasas más nocivas; los ecologistas dicen que su “negocio” fuerza la destrucción de inmensos territorios, generando incontables emisiones de gases de efecto invernadero y llevando a algunas especies hacia la extinción… Ahora, el Parlamento Europeo ha aprobado en Bruselas un informe que identifica el aceite de palma como una de las principales causas de deforestación, abogando por su eliminación de los biocombustibles para 2020.

Greenpeace lleva años denunciando la deforestación relacionada con el cultivo de palma aceitera. Solo Indonesia, uno de los principales productores, ha perdido ya una superficie comparable a dos veces la extensión de Alemania. Esta organización ha pedido el cese de esta descomunal deforestación, y detener el saqueo de los bosques que está causando daños gravísimos al ecosistema.

La mala fama del aceite de palma –que responde a una realidad compleja- hace que algunas empresas no pongan en las especificaciones de sus productos que lo utilizan, en su lugar citan “grasas vegetales” o citan a la planta por su nombre científico Elaeis guineensis.

Bebés orangutanes recogidos en la Orangutan Survival Foundation. Borneo. Una especie en grave peligro por la destrucción del hábitat forestal. Greenpeace / Natalie Behring

Los datos son impresionantes. Cada europeo consume una media de unos 60kg/año de aceite de palma y España es el tercer país europeo en consumo. Detrás de su demanda están grandes y conocidas marcas. Greenpeace ha criticado públicamente prácticas de grupos empresariales como Unilever, Nestlé, Procter & Gamble, Colgate-Palmolive, Johnson&Johnson y Pepsico, por no garantizar el origen sostenible del aceite de palma para la elaboración de sus productos. En algunos casos, estas empresas han adoptado políticas de deforestación cero que han excluido de su cadena de suministro a las corporaciones que destruyen la selva. Hace tiempo, Mercadona ya la excluyó de los productos de su línea blanca, lo mismo va a hacer Alcampo…

Pero el negocio sigue viento en popa porque el aceite se usa para freír, en chocolates, bollería, margarinas, natillas, platos preparados, helados, jabones, dentífricos, cremas, pintalabios, además de en la producción de biodiesel y hasta de piensos.

No es una grasa mortal, aunque si nociva porque amplia los problemas cardiovasculares y de colesterol; causa daños ambientales graves… y si se usa no es por su bondad sino por su precio. El consumidor debe saberlo… mirar un poco más las especificaciones de lo que compra, y actuar en consecuencia.

Día Mundial del Agua 2017

22/03/2017, En un mundo cada vez más industrializado, y unas urbes cada vez más inmensas, el Día Mundial del Agua nos acerca a un problema clave de nuestro tiempo.

Foto International Union for Conservation of nature.

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo para llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos. Cada año, en este Dia se destaca un aspecto particular relacionado con el agua.

En 2017 el tema focal es el de las aguas residuales, y su objetivo llamar la atención sobre la mejora de la calidad del agua, reducir la contaminación, eliminar los vertidos y minimizar la liberación de productos peligrosos, a fin de aumentar el reciclaje y la reutilización segura del agua.

Según IUCN más del 80% de las aguas residuales generadas por las ciudades, las industrias y la agricultura, retorna de nuevo a la naturaleza sin tratamiento. Esto, a su vez, genera contaminación ambiental, empobrecimiento de la calidad de vida, enfermedades y dificultades para el aprovisionamiento de alimentos y agua en condiciones mínimas de calidad.

El desarrollo de las actividades económicas y el crecimiento de la población, así como la expansión de una agricultura industrial son imparables… y esto incide en la calidad del agua. Para el 2050, el 70% de la población mundial vivirá en ciudades, en comparación con el 50% actual. Actualmente, la mayoría de las ciudades de los países en desarrollo no cuentan con la infraestructura o recursos para abordar la gestión de aguas residuales de manera eficiente.

La salud humana se resiente de este estado de cosas. Acción contra el Hambre advierte que la escasa o nula gestión de aguas residuales tiene un impacto negativo sobre la salud, la desnutrición y el medio ambiente. Más de 2.400 millones de personas no disponen de sistemas de higiene y saneamiento básico en todo el mundo. “Cada año 1.800 millones de personas están en riesgo de contraer enfermedades como diarrea, cólera, disentería o polio, por el consumo de aguas contaminadas por excrementos”.

Las poblaciones más vulnerables son las que pagan las mayores consecuencias de un mal tratamiento de aguas, por carecer de los recursos e infraestructura adecuados para gestionar correctamente el problema, lo cual se ve agravado en las situaciones de crisis, según recuerda Acción contra el Hambre en este día.

La gestión de las aguas residuales exige grandísimas inversiones, pero estas tienen retorno. Una buena gestión de las aguas residuales, a través de sistemas de tratamiento y reciclaje, permiten su reutilización, con garantías, en los procesos industriales, agricultura o sistemas naturales de agua dulce.

Por la intolerancia… hacia el caos

02/02/2017, El veto a la entrada de ciudadanos de países de mayoría musulmana en Estados Unidos no es sino un paso grave hacia la radicalización de nuestra sociedad.

Cúpula del Capitolio, de Washinton. Estados Unidos ha defendido los valores de libertad y tolerancia. Con Trump la historia parece cambiar. Imagen de Guiarte.com

Guiarte.com 02/02/2017
La medida ha cosechado críticas en todo el mundo, entre otros de la canciller alemana, Angela Merkel, para quien “la guerra contra el terrorismo no justifica que se coloque bajo sospecha generalizada a personas en función de una determinada procedencia o religión”.

Para muchos observadores, la prohibición de entrada de refugiados y ciudadanos de países musulmanes es un “regalo” a los extremistas, porque sólo fomenta la hostilidad entre culturas y religiones.

Hoy mismo, la Organización Mundial del Turismo (OMT), organismo especializado de las Naciones Unidas en el ámbito del turismo, expresó su profunda preocupación y su firme condena a la prohibición de viajar a los Estados Unidos de América para los ciudadanos de siete países (Iraq, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen).

“La prohibición, por razón de nacionalidad, es contraria al principio de la libertad de viajar y a la facilitación de los viajes impulsada por la comunidad turística internacional, y mermará los inmensos beneficios que el sector turístico aporta en términos de crecimiento económico y creación de empleo en muchos países, incluidos los Estados Unidos”.

«Los retos globales exigen soluciones globales y los desafíos en materia de seguridad que afrontamos hoy no deberían movernos a levantar nuevos muros; al contrario, el aislamiento y las medidas discriminatorias, en lugar de aumentar la seguridad, harán crecer las tensiones y las amenazas», manifestó el secretario general de la OMT, Taleb Rifai.

La medida no sólo va contra los valores de libertad y tolerancia sobre los que se creó EE.UU. sino contra la economía de EE.UU y la identidad del propio estado, percibido en la mayor parte del mundo como racista y xenófobo.

Hasta la propia ACNUR, Agencia de la ONU para los refugiados, se ha escandalizado por este portazo de Estados Unidos país que “ha sido líder global en materia de protección a refugiados, una tradición enraizada en la tolerancia y la generosidad del pueblo americano”, según ACNUR.

Un mundo de muros, de fronteras cerradas es preludio de un mundo de incomprensiones… y conflictos.