Archivo de editorial de 2004

Conferencia del clima. Un paso tibio

15/12/2004, La X Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático ha sido otro paso tibio para la conservación de la naturaleza. En este mes de diciembre de 2005, en Buenos Aires sólo se llegó a un acuerdo de mínimos.

El acuerdo de los delegados de 189 países ha sido el de celebrar en mayo de 2005 una conferencia en Bonn destinada a luchar contra el calentamiento global. La reunión tendrá sólo carácter consultivo. Será un intercambio de información de expertos gubernamentales en el que se hablará de políticas y medidas concretas y de la forma en que se puede ayudar a los gobiernos a afrontar el cambio climático.

Una vez más, los países que han mostrado su recelo a negociar han estado encabezados por Estados Unidos, con varios estados árabes.

Diez años.

Diez años después de la entrada en vigor de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, los ministros de Medio Ambiente coincidieron en afirmar que los progresos alcanzados para luchar contra el calentamiento global son insuficientes. El éxito principal ha sido el de poner el tema del cambio climático como asunto clave para el orbe.

El encuentro de Buenos Aires se inició con la alegría de la próxima entrada en vigor del Protocolo de Kioto merced a la reciente ratificación del mismo por parte de Rusia. El pacto, firmado en 1997, obliga a las naciones más desarrolladas a reducir entre 2008 y 2012 sus emisiones de gases contaminantes. Nuevos países aprovecharon la ocasión para anunciar que ratificarán el texto.

Los ecologistas, activos.

Greenpeace adviertió estos días que el cambio climático y la deforestación acumulan sus devastadores efectos sobre la cuenca amazónica. Esta región alberga el bosque primario más grande del mundo con casi 700 millones de hectáreas en 9 países, una superficie semejante al tamaño de Estados Unidos.

El Amazonas alberga el 30 por ciento de la diversidad biológica terrestre, y esta riqueza está amenazada por actividades como la explotación maderera, la construcción de carreteras, los incendios, y el aclareo y roturación de la selva para la ganadería y la agricultura, principalmente el cultivo de soja.

"Desde la Cumbre de la Tierra en Río en 1992, la amazonía brasileña ha perdido más de 230.000 kilómetros cuadrados por actividades humanas” -ha declarado Paulo Adario, Coordinador de la Campaña Amazónica de Greenpeace en Brasil- "La deforestación y los incendios en el Amazonas son las principales fuentes de emisiones de CO2 en Brasil, contribuyendo de este modo al cambio climático, que a su vez aumenta el número de incendios".

Chimeneas. guiarte.com

El Amazonas tiene un importante papel en nuestro sistema climático y en el ciclo del agua, ya que almacena grandes cantidades de carbono, así como una gran cantidad del agua dulce del mundo. La red fluvial de 100.000 kilómetros que conforman la cuenca amazónica depende de la existencia de la selva, porque el 50 por ciento de las precipitaciones en esta región se producen a causa de este sistema forestal. Un bosque con menor humedad es más vulnerable a los incendios.

"El Amazonas es víctima y verdugo, contribuye al cambio climático por la deforestación y posteriormente sufre sus impactos. Se encuentra entre dos acontecimientos destructivos cuyos efectos se combinan, pudiendo llegar a convertir este impresionante bosque primario en praderas y desiertos si no se toman medidas para detener la deforestación y para combatir el cambio climático" -ha declarado Marcelo Furtado, director de campañas de Greenpeace Brasil desde la Cumbre de Cambio Climático.

Greenpeace demanda a los gobiernos actuar urgentemente para detener la deforestación y proteger la diversidad biológica de la tierra y a las poblaciones y culturas.

testigos del cambio

World Wildlife Fund invitó a tres personas venidas de remotas partes del mundo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático para poner rostro humano a los dramas que ya está causando el cambio climático.

Con la autoridad moral que les confiere su enfrentamiento con la adversidad, estos testigos pidieron que se aumenten los esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efectos invernadero, con el fin de evitar las peores consecuencias del cambio climático

Penina Moce, vive con sus 5 hijos en la isla Kabara, una pequeña isla perteneciente a las Fiji: “La isla de Kabara no tiene ríos y dependemos de las lluvias para obtener agua potable. Nuestra capacidad de almacenamiento es escasa” (En los último años han sufrido por el incremento de las sequías.

También están observando mayor erosión costera y disminución de su principal recurso de supervivencia) “Acostumbrábamos a capturar suficiente pescado a poca profundidad, pero ahora tenemos que adentrarnos en el mar y los peces tardan más en morder que antes. Los peces que capturamos son muy pequeños y apenas dan para un almuerzo. También había coral vivo y colorido desde el borde de la playa hasta el arrecife, y ahora todo se ha blanqueado.”

Norbu Serpa, trabaja como guía de senderismo desde hace casi dos décadas en Nepal, y también ha percibido la influencia del cambio climático: “Como montañero he visto muchos cambios en el entorno de los glaciares del Himalaya. Durante mis expediciones he comprobado el deshielo de los glaciares y la expansión en tamaño de los lagos glaciares. La vida en la montaña es muy dura, pero si a esto le añadimos los peligros de una inundación... resulta una amenaza para todo lo que hemos construido y plantado con tanta dificultad. El crecimiento de los lagos glaciares supone una amenaza, ya que provoca gravísimas inundaciones repentinas como la que sufrimos el 4 de agosto de 1985 procedente del lago glaciar Dig Tsho que irrumpió llevándose casas, ganado y tierra fértil. Por otra parte, mucha gente del pueblo ha perdido su terreno debido a las constantes inundaciones y en los últimos años estamos sufriendo ciclones intensos y mayores precipitaciones.”

Anil Krishna Mistry, trabaja como conservacionista en Bali. Ha sido testigo de los cambios climáticos de los archipiélagos. “El verano es más largo y el invierno más corto” -comenta Anil- “un verano más largo supone una mayor amenaza de ataques por plagas de insectos a nuestros cultivos.” -Además la isla de Bali está bajo constante amenaza de inundaciones debido al aumento del nivel de mar y a las fuertes precipitaciones- “Con la marea alta el agua salada inunda los campos y destruye las cosechas. Esto ha trastornado gravemente la agricultura provocando la pérdida de la fuente de alimentos y el sustento de la isla. Por otra parte, mucha gente del pueblo ha perdido su terreno debido a las constantes inundaciones y en los últimos años estamos sufriendo ciclones intensos y mayores precipitaciones.”

 

Mataron a la osa fertil del Pirineo

01/11/2004, Una nueva salvajada del ser humano: el pasado mes de noviembre de 2004 un cazador abatió a tiros a la última osa fértil autóctona del Pirineo. Una acción que merece un escarmiento ejemplar

Según WWF/Adena, la presencia de la osa acompañada por su cría en la zona era bien conocida por técnicos, guardas y cazadores, por lo que considera que esa batida nunca debió celebrarse y que existen responsabilidades penales que deben ser depuradas.

En los Pirineos no quedan más de 15 ejemplares de osos repartidos en dos subpoblaciones. La osa muerta pertenecía a la población más occidental que se extiende por la región francesa de Bearn, fronteriza con Navarra y Aragón, y se trataba de la última osa fértil autóctona de todo el Pirineo. Si bien quedan otras osas fértiles, se trata de individuos reintroducidos procedentes de Croacia y de Eslovaquia, por lo que la muerte de este ejemplar supone una pérdida irreparable para garantizar la variabilidad genética de la población osera pirenaica.

WWF/Adena reclama a las autoridades francesas y españolas que tomen medidas urgentes para garantizar el futuro del oso en el Pirineo. En primer lugar, se debe reforzar la población occidental con ejemplares procedentes de otras poblaciones similares genéticamente, tal y como ya se ha realizado con éxito en el Pirineo central donde, a partir de 2 ejemplares reintroducidos, ahora se cuenta con una población estable de 10-12 ejemplares.

En segundo lugar, es necesario garantizar la conservación del hábitat del oso, para lo que se debe ampliar sensiblemente la propuesta de áreas incluidas en la Red Natura 2000 tanto en la vertiente francesa como en la vertiente española. Es inconcebible que la mayoría de los osos que viven en la población del Pirineo Catalán ocupen áreas que no han sido incluidas en la Red Natura 2000, especialmente en el Valle de Arán, donde la fuerte presión urbanística ha condicionado la delimitación de estas áreas.

A esto debemos añadir una tercera consideración: la exigencia de responsabilidades penales altísimas y la exposición al ridículo público, para que ningún loco (con perdón de los dementes por la comparación) siga atentando contra el patrimonio de todos y el legado que debemos dejar a nuestros sucesores.

Luz verde rusa a Kioto

20/10/2004, Este mes de octubre, Rusia superó el penúltimo obstáculo para la entrada en vigor del Protocolo de Kioto tras su ratificación por la Cámara de Diputados, controlada por el partido oficialista Rusia Unida.

La Duma aprobó este tratado internacional con 334 votos a favor, 73 en contra y dos abstenciones. La unanimidad del grupo Rusia Unida, que controla dos tercios de los escaños en la cámara de diputados rusa, ha sido decisiva.

El protocolo aún debe ser ratificado por la Cámara Alta y firmado por el presidente ruso, Vladímir Putin, quien ya ha defendido públicamente las ventajas de su aprobación.

La adhesión de Rusia es básica para la entrada en vigor del protocolo de Kioto a nivel mundial,, pues exige el apoyo de un mínimo de 55 países, cuyas emisiones constituyan el 55 por ciento de la polución global.

La adhesión de Putin obedece a un claro pragmatismo. El presidente se comprometió en abril pasado a estudiar la ratificación del protocolo, ante las presiones de Unión Europea (UE) para facilitar el ingreso de Rusia en la Organización Mundial de Comercio (OMC)

Chimeneas. composición de guiarte.com

El protocolo ha dividido a la clase política rusa Unos consideran que la ratificación traerá un aluvión de inversiones y otros dicen que hipotecará el crecimiento económico. Para muchos estamos ante un pacto comercial.

El Protocolo de Kioto entrará en vigor dejando aislada a la Administración Bus. El anuncio ruso es un espaldarazo a todos los que han apostado por Kioto en los últimos años, y deja en evidencia al Gobierno de los EEUU, un país que con un 25 por ciento de las emisiones globales sigue sin hacer nada contra el cambio climático.

En general, los ecologistas acogen con satisfacción la ratificación del Protocolo de Kioto por parte rusa, única alternativa internacional para hacer frente al cambio climático. La decisión rusa hará que el Protocolo de Kioto se convierta en Ley Internacional.

El Protocolo de Kioto obliga a los países industrializados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 5 por ciento para el periodo 2008-2012 sobre los niveles de 1990. El gas de efecto invernadero que mayores emisiones tiene es el CO2, emitido en la quema de carbón, petróleo y gas. Estamos pues ante una buena noticia, una excelente noticia.

¡Ojo al ozono!

26/09/2004, En septiembre se celebró el Día Internacional de la Preservación de la capa de ozono. En el año 2003, el agujero de ozono alcanzó una superficie de 23 millones de km2, 38 veces la extensión de la península ibérica

El 16 de septiembre se celebró el día Internacional de Protección de la Capa de Ozono con expectativas poco halagüeñas. Aunque el Protocolo de Montreal para reducir el ataque químico es un paso adelante para su recuperación, la actividad humana sigue retrasándola.

Las sustancias destructoras de la capa de ozono emitidas en décadas pasadas (CFC, HCFC y bromuro de metilo), unidas a las que se siguen emitiendo, están acumuladas en la estratosfera haciendo que este problema siga existiendo. Además, según las últimas investigaciones científicas, existe el riesgo de que el problema se agrave con el cambio climático. Incluso se teme que, en los próximos 20 años, pueda formarse otro agujero sobre el Polo Norte.

Este agujero podría tener la misma superficie que el actual y emitiría niveles de radiación ultravioleta sin precedentes sobre 700 millones de personas y el medio ambiente.

Según de "Environment Canada"*, ya está demostrado que el cáncer de piel tipo no-melanoma es consecuencia de las radiaciones UV-B. Los estudios estiman que a un ritmo de crecimiento del agujero de la capa de ozono de un 10%, los casos de este tipo de cáncer aumentarían un 26% (unos 300 mil casos nuevos al año en el mundo) y se producirían unos 2 millones de casos nuevos de cataratas al año.

Dice Greenpeace que "sólo si todos los países cumplen con el Protocolo de Montreal, el agujero de la capa de ozono comenzará a recuperarse a partir del 2050. Es urgente eliminar la fabricación y uso de todas las sustancias destructoras de la capa de ozono, como el CFC, el HCFC y el bromuro de metilo y sustituirlas por tecnologías respetuosas con la capa de ozono como Greenfreeze, que utiliza amoníaco e hidrocarburos".

Para WWF, después de 17 años de la adopción del protocolo de Montreal, el tratado medioambiental internacional destinado a la protección de la capa de ozono, "los resultados del trabajo conjunto de 188 países que lo ratificaron están empezando a notarse", aunque, aseguran, "aún quedan retos por conseguir".

El director ejecutivo del Programa Medioambiental de las Naciones Unidas (UNEP), Klaus Toepfer, denunció en un comunicado que existen "significativas lagunas de conocimiento" en los niveles verdaderos del uso mundial de bromuro de metilo, una de las sustancias químicas "más nocivas" para la capa de ozono. El uso de este pesticida se está retirando, en cumplimiento del Protocolo de Montreal, del ámbito agrícola, pero no se controla en el tratamiento de mercancías animales o vegetales que van a ser exportadas.

Un problema grave

El Día Mundial del Ozono conmemora la firma del Protocolo de Montreal en esa misma fecha -16 de septiembre- de 1987, que institucionalizó a nivel universal la preocupación por ese gas que limita la radiación ultravioleta del sol.

La mayor parte del ozono se encuentra en la atmósfera, dentro de la estratosfera, en lo que se conoce como capa de ozono y que contiene el 90 por ciento de este gas. La presencia de esta capa limita la dosis de radiación ultravioleta procedente del Sol que alcanza la superficie terrestre.

A mediados de los años 70 se descubrió que la liberación a la atmósfera de algunos componentes químicos creados por el hombre para uso industrial podían destruir el ozono presente en esa capa, provocando su adelgazamiento. Este hecho podía ocasionar, entre otras cosas, un aumento de los casos de cáncer de piel y de cataratas en los ojos, de modo que los investigadores Mario Molina y F. Rowland alertaron sobre el papel de los Compuestos Clorofluorcarbonados (CFCs) en la desaparición del ozono estratosférico y, en 1995, por sus investigaciones sobre la materia ambos fueron distinguidos con el premio Nobel de Química.

La preocupación por estos hechos llevó a los gobiernos del mundo a acordar la Convención de Viena en 1985 con el fin de tomar las medidas adecuadas para proteger la capa de ozono y, dos años más tarde, a la elaboración de un texto conocido como el Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas.

El protocolo marcaba unos plazos para la prohibición de la fabricación de las sustancias que propiciaban el deterioro del ozono en la estratosfera, y potenciaba la investigación, desarrollo y fabricación de sustancias que lo preservasen. En los años 80 los investigadores antárticos descubrieron que a comienzos de la primavera y sobre la Antártida los niveles de ozono en columna comenzaban a disminuir, alcanzándose niveles alarmantemente bajos durante un corto periodo de tiempo. El fenómeno fue conocido como el agujero de la capa de ozono y la información fue publicada por la revista "Nature" en mayo de 1985 por un equipo de científicos del Reino Unido.

El problema, con diferentes oscilaciones, ha ido en aumento, ganando en extensión la zona abarcada por el fenómeno y en duración el tiempo que tarda en recuperarse hasta los niveles normales.

Los resultados de los modelos de predicción globales apuntan a una recuperación de los niveles de ozono presentes en la década de los setenta hacia la segunda mitad del siglo XXI (2050-2060). Sin embargo, continúan existiendo incertidumbres sobre el ritmo de recuperación ligadas a los efectos del cambio climático: aumento del contenido del vapor de agua en la estratosfera, aumento del metano o enfriamiento de la parte baja de la estratosfera, entre otros factores.

Por Artemio Artigas

Manglares o langostinos: ¡decide!

26/07/2004, En el Día Internacional de los Manglares, Greenpeace ha dado un comunicado a los consumidores, en el que pide no consumir langostinos, por el daño que la industria langostinera causa a los manglares del mundo.

El 26 de julio, Día Internacional de los Manglares, comunidades en todo el mundo, pescadores y mariscadoras, se manifiestan en el contra de la destrucción provocada por la industria dedicada al cultivo de langostinos. Greenpeace pide a los consumidores que no consuman langostino de cultivo para proteger los manglares.

Los manglares son bosques costeros que se encuentran entre los ecosistemas más valiosos y diversos en todo el mundo. La principal amenaza a la que se enfrentan es el cultivo de langostinos. Según la FAO, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, desde 1980 se ha perdido un 25 por ciento de la superficie de manglares en todo el mundo. Según FAO, en casos extremos como el de Honduras, uno de los principales productores mundiales de langostino cultivado, se ha pasado de 156,000 hectáreas de manglar en 1980 a tan sólo 50,000 en el año 2000, un descenso del 68 por ciento. Vietnam, el quinto productor mundial ha perdido el 54 por ciento en el mismo periodo. Indonesia, tercer productor mundial, el 30 por ciento.

Pese a que los impactos provocados por esta industria son bien conocidos desde hace años, los últimos datos de confirman que España sigue aumentando sus importaciones de estos productos, y las previsiones indican que la tendencia continuará. La demanda de los países más ricos - Estados Unidos, la Unión Europea y Japón - es el principal motor de esta expansión.

"España es el principal importador europeo y como tal, los consumidores españoles deben conocer el enorme impacto social y ambiental que se esconde detrás de uno de sus mariscos preferidos". -declaró Sebastián Losada, responsable de la campaña de manglares de Greenpeace.

Uno de los casos que llama la atención es el de Brasil. Este país ha aumentado espectacularmente su producción, pasando de producir tan sólo 3.600 toneladas en 1997 a 60.000 toneladas en 2002. Paralelamente, las exportaciones a España han aumentado un 130 por ciento el año pasado. Brasil está siguiendo el camino de otros países latinoamericanos, con casos de contaminación, muertes masivas de peces, violencia contra los usuarios tradicionales de estos humedales, tala de áreas de manglar, o construcción de piscinas para el cultivo de langostinos en áreas protegidas.

La expansión de esta industria no sólo deja tras de si la desaparición de los manglares. Hay que añadir la pérdida de los medios de vida de las comunidades costeras en los países pobres, la contaminación de los acuíferos por el uso de pesticidas y antibióticos, o la violación de derechos humanos.

Un 99 por ciento de los langostinos cultivados en el mundo lo han sido en países en desarrollo. La destrucción del manglar debida a la instalación de las granjas de langostinos implica para la población local la pérdida de acceso a recursos de los que depende estrechamente: los manglares son zonas de pesca, de marisqueo, proporcionan leña y protegen la costa de la erosión.

Greenpeace ha realizado una encuesta a los importadores y comercializadores de langostino cultivado, demandando información básica sobre las condiciones en las que estos han sido producidos. Entre la información demandada por Greenpeace se encuentra la ubicación de las granjas de cultivo, la existencia de autorizaciones para el desarrollo de esta actividad, la existencia de sistemas de tratamiento de efluyentes, el uso de una amplia gama de productos químicos o las condiciones laborales de los trabajadores de estas instalaciones. Sin embargo, no ha obtenido respuesta.

Defensa de la biodiversidad

20/05/2004, Las Naciones Unidas proclamaron el 22 de mayo como el Día Internacional de la Diversidad Biológica; una fecha para reflexionar.

La biodiversidad está constituida por la variedad de especies, ecosistemas y recursos energéticos existentes en el planeta. La degradación biológica causada por la actividad humana ha provocado una creciente preocupación por articular una acción internacional eficaz.

Las especies desaparecen. Esto nos llama la atención si nos referimos a casos emblemáticos como el panda, el lince ibérico, el rinoceronte negro o la ballena azul, al borde del exterminio... Pero no son unas pocas las especies que están en sus límites finales; son millares. Y muchas de ellas ni siquiera serán inventariadas para la ciencia.

Es difícil cuantificar el ritmo al que se están perdiendo estas especies, algunos autores suponen que todos los años se extinguen miles de especies y que para el año 2025 podrían desaparecer hasta la mitad de las actualmente existentes.

Nuestro planeta en la actualidad es resultado de un proceso evolutivo. Se calcula que sólo sobreviven en la actualidad alrededor del 1 por ciento de las especies que alguna vez han habitado la Tierra. El proceso de extinción es algo natural, aunque los cambios que los humanos estamos provocando en el ambiente en los últimos siglos están acelerando muy peligrosamente el ritmo de extinción de especies.

Escasa protección para los cetáceos

01/04/2004, La Unión Europea ha aprobado una serie de medidas de protección para pequeños cetáceos, pero éstas no acaban de satisfacer a los ecologistas ni a los pescadores.

El Consejo de Ministros de Pesca de la UE aprobó en marzo de 2004, con el rechazo de España e Italia, un conjunto de medidas para evitar que los barcos capturen accidentalmente cetáceos (delfines y marsopas). Los Quince apoyaron un texto de compromiso, que tiene como punto principal la obligación de instalar emisores que ahuyenten a los cetáceos en las zonas de pesca donde estos animales son numerosos. Los emisores serán obligatorios para los buques que tengan más de 12 metros de eslora.

Otra medida aprobada consiste en controlar la pesca accidental de delfines mediante la presencia de observadores a bordo en los barcos de más de 15 metros de eslora.

El Consejo aprobó que la aplicación de los dispositivos acústicos se exija en fechas diferentes, según el caladero afectado. En el mar del Norte será obligatorio a partir de 2005, mientras que para los caladeros en el mar Céltico y las aguas occidentales británicas será obligatorio desde junio de 2006. Sin embargo, aprobaron una demanda francesa para que en la Mancha oriental se exija sólo desde junio de 2007.

Respecto al requisito de los observadores a bordo, la UE acordó que se exigiera a principios de 2005 para el mar Mediterráneo y a principios de 2006 para el resto de caladeros. También se acordó prohibir las redes de enmalle a la deriva en el mar Báltico en 2008; mientras, el número de buques que faenen en esas aguas deberán reducir gradualmente el empleo de esas artes (-40 por ciento en 2005, -20 por ciento en 2006 y -20 por ciento en 2007). Con esta medida se flexibilizan las propuestas de Bruselas en favor de Finlandia, Lituania y Polonia.

Una demanda de Dinamarca permitirá que se admita un margen de error del 30 por ciento a los observadores.

España estuvo reticente. Resaltó el alto coste de los emisores, cifrado entre los 6.000 y 8.000 euros por barco; y calculó que la inclusión de observadores a bordo supondría otros 500 euros por día y embarcación. Además, el sector pesquero español se mostró reticente por la financiación de las medidas y por el coste de los dispositivos acusticos, cuyo funcionamiento correcto se estima entre 12 y 18 meses.

MEDIDAS POCO EFECTIVAS.

Las organizaciones ecologistas Greenpeace y WWF/Adena aseguran que el reglamento que aprobó la Unión Europea sobre capturas accidentales de delfines en artes de pesca no impedirá la matanza de cetáceos, porque contiene medidas poco contundentes.

Greenpeace criticó en un comunicado que España e Italia votaran en contra del reglamento, a pesar de que las medidas propuestas en el texto final son menos exigentes que las iniciales. A juicio de Greenpeace, España no solo incumple la Directiva Hábitats, que obliga a los estados miembros de la UE a hacer un seguimiento de las capturas accidentales de cetáceos sino que bloquea las iniciativas para que la UE tome medidas en algunas de las pesquerías más conflictivas.

WWF/Adena señala en un comunicado que las capturas accidentales son las principales amenazas para los cetáceos en Europa y en el mundo y muestra su frustración por el texto aprobado por los Quince.

El peligro es elevado. Sólo en las inmediaciones del Estrecho de Gibraltar, según esta organización, mueren anualmente 13.000 cetáceos y 100.000 tiburones por causa de las redes de derivas de Marruecos.

Los puntos más débiles del reglamento aprobado son, según WWF/Adena, que no se ha acordado una estrategia a largo plazo; que sólo llevarán dispositivos acústicos disuasorios (pingers) barcos de más de 12 metros; que el programa de observadores a bordo sólo es para barcos de más de 15 metros; y que en el Báltico, donde peligra la población de marsopas, se ha retrasado la prohibición de redes de deriva hasta muy tarde(2008)

Greenpeace está en el 2004 muy activa en esta materia. El buque “Esperanza” ha realizado un viaje de cinco semanas para investigar la muerte de estos ejemplares de la fauna marina. La organización coincide con otros grupos ecologistas en el grave daño de la pesca, con enormes redes, a menudo con una boca del tamaño de dos campos de fútbol, y arrastradas por dos buques al mismo tiempo, lo que provoca la muerte de miles de delfines cada año. Esta actividad puede representar la muerte del cinco por ciento de su población cada año. Los científicos opinan que la pérdida anual de tan sólo el uno por ciento de una población constituye una amenaza para la viabilidad de una especie.

El llamado “arrastre pelágico”, arte de pesca empleado para la captura de lubina, jurelo, caballa, merluza y bonito, está amenazando particularmente a los delfines comunes y a los delfines listados, pero también afecta a otras especies como delfines mulares y calderones. A juicio de los ecologistas, las prácticas pesqueras están muy por encima de los niveles sostenibles permitidos, por lo que sería necesario una reducción de flotas muy calculada con ligero impacto sobre la biodiversidad marina, uno de los mayores problemas que afecta en estos momentos al ecosistema marino, ya de por sí muy dañado por otros factores ambientales. globalmente, consideran que un veintitrés por ciento de las capturas son devueltas, ya sin vida, a los fondos del mar.

Artemio Artigas

 

El compromiso de Kioto

10/02/2004, La sociedad tiene el derecho a EXIGIR a los dirigentes la asunción responsable de los retos básicos de futuro. Entre ellos está el problema del cambio climático.

La firma del protocolo de Kioto es importante para el futuro del planeta, y la actitud de los distintos gobiernos del mundo ante este documento muestra claramente los niveles de compromiso con una sociedad más armónica.

El clima es un asunto muy serio. A lo largo del siglo XX la temperatura media de la Tierra ha subido medio grado y para los próximos cien años los pronósticos auguran un aumento de entre 1,4 y 5,8 grados, incremento jamás experimentado en los últimos 10.000 años. Ello supone una modificación relativamente drástica de la naturaleza, que puede causar gravísimos daños.

Las investigaciones alertan del sobrecalentamiento de la atmósfera como consecuencia del denominado "efecto invernadero". En este asunto es básico el CO2. El proceso de calentamiento de la Tierra es lento y se remonta al siglo XIX. Desde la Revolución Industrial se ha producido un aumento aproximado de un 25 por ciento en la concentración atmosférica de CO2, un 19 por ciento de óxidos nitrosos, un 100 por ciento de metano y más de un 200 por ciento de los peligrosos CFCs.

Los estudios revelan el retroceso de los glaciares, la fusión de hielos perpetuos, el calentamiento de los mares y la muerte -blanqueo- a lo largo del Pacífico de grandes cantidades de coral. Los científicos advierten de impactos catastróficos y recuerdan que el hombre es el gran responsable. Pero los males no sólo afectan a la superficie terrestre; afectan al hombre, provocando el crecimiento de enfermedades y hambrunas.

*

La preocupación por el calentamiento de la Tierra y sus peligrosos efectos ya viene de atrás. La primera reunión sobre el efecto invernadero se celebró en 1960 en Londres. En 1992, en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro (Brasil), funcionarios de 146 países firmaron el Convenio Marco del Cambio Climático (sin carácter vinculante) en el que los países signatarios se comprometieron a tomar medidas para limitar las emanaciones de gases, en especial de CO2, principal responsable del calentamiento atmosférico. Poco se ha avanzado.

Los países, en 1997, reunidos en Kioto, bajo los auspicios de la ONU, en la III Cumbre del Clima, decidieron la firma un Protocolo para frenar y reducir las respectivas emanaciones de seis gases (CO2, metano, óxido nitroso, hidrofluorocarbono, perfluorocarbono y sulfuro hexafluoruro) Pero aún no ha sido ratificado por la mayoría suficiente para que entre en vigor.

Gran numero de países ya lo han ratificado, los europeos también lo apoyan. Pero el presidente de Estados Unidos George Bush anunció la intención de su país de no cumplir el compromiso de Kioto, y tampoco Rusia parece estar por la labor. Con sólo con el 4 por ciento de la población del mundo, Estados Unidos emite el 25 por ciento de los gases invernadero, lo que le sitúa como uno de los grandes contaminantes de la Tierra.

El Protocolo de Kyoto, es decir, el acuerdo internacional para la lucha contra el cambio climático y el llamado efecto invernadero, vuelve a ser ahora objeto de debate. Los grupos ecologistas, con Greenpeace a la cabeza, asumen como prioridad en este año 2004 el impulso de su cumplimiento

La emisión de gases contaminantes a la atmósfera está alterando el frágil equilibrio que mantiene la vida sobre el planeta. El cambio climático y la destrucción de la capa de ozono son consecuencia de ello y muestran la insostenibilidad de nuestro modelo de desarrollo actual. Kioto es un acuerdo básico para la defensa de nuestro planeta. Su cumplimiento es un reto social, económico y tecnológico. Las generaciones futuras tienen derecho a que la nuestra no dilapide los recursos ni agrave el delicado equilibrio del planeta.

La sociedad tiene el derecho a EXIGIR a los dirigentes la asunción de los retos básicos de futuro.