La ciudad de Averroes y Maimónides

La decadencia de Córdoba terminó con la invasión árabe, en el siglo VIII.
Una estatua en memoria de Maimónides, a la vera de la muralla. guiarte.com. Copyright

Los árabes distinguieron a Córdoba con la capitalidad de las tierras de Al Andalus: desde esta ciudad gobernaba un emir al que el califa de Damasco le otorgó la independencia. Entonces la urbe se embelleció

La soprendente arquitectura interior de la mezquita. guiarte.com

En el año 756, Abderramán, principe omeya, derrotó, en las puertas de Córdoba, al emir abasida y se alzó como la única autoridad de Andalucía.

A partir de entonces se asentaron en la ciudad poetas, místicos, matemáticos, médicos, filósofos, etc. Con Abderraman III, la urbe fue cabeza de un califato independiente de Damasco.

De la época medieval quedan edificios y personajes legendarios, como Averroes y Manimónides, por ejemplo.

> > Volver a la guía de Córdoba