Colegiata de San Martín

Sobre una iglesia otoniana, en el año 1234 se inició la construcción de una gran iglesia gótica de tres naves: la Colegiata de San Martín en Colmar.
San Nicolás preside una de las portadas del Templo de San Martín de Colmar. Imagen de Guiarte.com

Las obras continuaron hasta el 1300, con granito de los Vosgos, conocido por su tono rojizo.

Tiene el templo 78 metros de largo por 20 de ancho. La gran torre supera los 70 metros de alto, aunque nunca llegó a hacerse la segunda torre que figuraba en los proyectos originales. 

El edificio, poderoso, domina el ámbito de la ciudad.

En su interior sorprende un conjunto relativamente luminoso. Un incendio en el siglo XVI, la Revolución Francesa y otras circunstancias determinaron la perdida de buena parte de sus riquezas interiores. Posee dos órganos y una buena sillería del coro.

La colegiata -muchos la denominan catedral, porque en la Revolución Francesa se la denomino como catedral de Alsacia- está en el centro de Colmar, donde hay un tranquilo ambiente urbano cuyo tipismo se realza con el arroyo canalizado que corre a la orilla del gran edificio gótico, los agradables cafés y las calles llenas de tipismo, en las que resuenan las campanas del edificio religioso. Se considera que la sonería de este conjunto de campanas es de las mejores de Alsacia.

La Colegiata de San Martín es el templo más altivo de Colmar. Imagen de Guiarte.com

> > Volver a la guía de Colmar