La capital de la Alta Alsacia

Colmar se ubica en la confluencia de los valles del Munster y Rin, en un territorio de importante actividad económica. Tiene en la actualidad algo menos de cien mil habitantes.
Animación por las calles de Colmar, en el entorno de la rue des Marchands, en periodo navideño. Imagen de Guiarte.com

Se considera a Colmar como una de las ciudades alsacianas de mayor personalidad. Conserva interesantes edificios, sobre todo en el plano de la edificación tradicional, así como un valioso museo en el que se exhibe la pintura más famosa de Grünewald.

En general, la urbe conserva excelentes edificaciones, con bellas casas de entramados de madera, además de una rica arquitectura, en especial de la época gótica.

Colmar ha sido un centro con gran poderío económico y cultural, y prueba de ello es que es la urbe natal de Martin Schongauer, pintor y grabador del siglo XV, y de F. A. Bartholdi, el autor de la estatua de la Libertad de Nueva York.

Tal vez la época más atractiva para visitar Colmar es el verano, cuando toda la ciudad rebosa de rincones floridos.

En el final del verano, Colmar alberga la Feria de los Vinos, y en Navidad tiene otra feria famosa en toda la región, la Feria de Navidad, en la que se dan cita viajeros de todo el valle del Rin, la Selva Negra y los Vosgos.


Uno de los barrios más típicos de la población es el de la llamada Pequeña Venecia, donde se aúna la típica construcción alsaciana en un entorno de canales; pero todo el casco viejo resulta inolvidable. En especial, se recomienda también la rue des Marchands, cercana a la colegiata de San Martin.

Siguiente: la historia
Información general de Colmar

> > Volver a la guía de Colmar