La catedral de Basilea

En el lugar había una catedral carolingia, que fue destruida en el 917 tras una invasión húngara.

Portada del templo catedralicio de Basilea. Foto guiarte. Copyright

En 1019 se inauguró una nueva catedral, románica, que ardió en 1185. A partir de la anterior estructura románica se construyó otro edificio desde el siglo XII al XV, con restauraciones sucesivas.
Las altivas flechas góticas sobrepasan los tejados de la ciudad y enmarcan una portada del siglo XIII.

El interior tiene parte románica, como se aprecia en el triforio y los capiteles de la nave central. La cabecera también tiene buena parte románica, como se aprecia desde el exterior. El edifico alberga la tumba de Erasmo de Rotterdam, quien murió en esta ciudad en 1536.
Detalle de las torres y el tejado colorista del templo mayor de Basilea. Guiarte. com/Miguel Angel Alvarez. Copyright

La puerta de Saint Gall, románica, está en el transepto, es una de las mejores portadas románicas al norte de los Alpes.

Posee un tejado sumamente colorista y bello, que fue admirado por Pío II, cuando pasó por Basilea en el 1438, durante el concilio. Cuenta también el templo con dos claustros góticos.

Desde sus parte posterior se disfruta de una magnífica vista sobre el Rin.

> > Volver a la guía de Basilea