Murallas

Las murallas que se pueden contemplar aún en buena parte del entorno de la ciudad de Astorga se asientan sobre sus precedentes romanas, del siglo III d.C.

En la fotografía se aprecia en primer lugar los fosos campamentales y en la parte de atrás un cubo de la primera muralla, del siglo I. Imagen de guiarte.com

La ciudad tuvo un primer recinto defensivo cuando se instaló en ella la Legio X, en el periodo de la conquista de Augusto. El recorrido de la Ruta Romana permite contemplar en los bajos de un edificio del paseo Blanco de Cela este primer foso campamental.

En esos mismos bajos aún se puede contemplar un cubo de la primera muralla de la ciudad, que sustituyó pronto al sistema de fosos primitivo.

Las murallas actuales corresponden a un periodo indefinido de los siglos III o IV. El recorrido de la muralla se puede identificar en buena parte de la vieja ciudad y contaba con una longitud de algo más de dos kilometros, y rodeaba un otero en la confluencia entre los valles del Jerga y el Tuerto.

Las murallas de la ciudad son de origen romano


 

> > Volver a la guía de Astorga