Veinte siglos de trasiegos

A pesar que han transcurrido 20 siglos desde que se creó, el camino romano denominado como Vía de la Plata aún está en buena parte visible y transitable.
En Astorga, extremo del camino, sobre las viejas murallas romanas Gaudí dejú una de sus obras más hermosas. Copyright foto guiarte
Calzadas, puentes, miliarios, construcciones, etc. hacen de la Vía de la Plata la joya arqueológica del pasado romano español. Además, une dos ciudades claves romanas Astorga y Mérida.

Sólo a finales del siglo pasado entró en crisis la antigua Vía con la construcción de la línea férrea Palazuelo-Astorga y la Carretera Nacional Gijón-Sevilla. Entonces se abandonó su cuidado, y sucesivas administraciones han prestado escaso interés a la misma.

Iter ab Emerita Asturicam es el título de un libro de J.M. Roldán Hervás, que recoge la magnífica tesis doctoral hecha por éste en Salamanca, en 1968. Es un magnífico análisis que sirve en buena parte de base a nuestro avance por el trayecto milenario.

En principio, y siguiendo las tesis de Roldán Hervás, se llama Vía de la Plata a este viejo camino por la palabra de origen árabe balath, que significa pavimento. De esta forma el nombre implicaría algo así como camino pavimentado. Roldán Hervás dice …aún hoy se conoce con el nombre de BaLaTa al camino que aparece enlosado con piedras irregulares y grandes. En esta palabra, la a entre la B y la L es tan cerrada que apenas se pronuncia, dando entonces al oído el sonido de plata (blata).
Mérida, el otro extremo de la ruta milenaria, conserva importantes vestigios romanos, como el magnífico teatro. Copyright foto guiarte
Es característico que aún hoy el nombre del camino de la Plata se conserva precisamente sólo donde tiene las características de enlosado, en la provincia de Cáceres
.

Numerosos autores sirven como testigos de esta ruta, especialmente a partir del siglo XVI, cuando un personaje anónimo recorrió la calzada y enumeró buen número de sus miliarios, algo que continuó en épocas posteriores, especialmente en el siglo XIX, cuando eruditos españoles y viajeros románticos tomaron datos e imágenes del trayecto. En el siglo XX prosiguieron los estudios por Hübner, Blázquez. Gómez Moreno, Morán, Wattenberg, Roldán Hervás y otros.

Información general de Via de la Plata

> > Volver a la guía de Via de la Plata