Bento Gonçalves, Valle de los Viñedos y Garibaldi

Segunda etapa de la Ruta de los Vinos Gauchos, en la que exploraremos Bento Gonçalves, el Valle de los Viñedos y Garibaldi.
Tren María Fumaça, cuyos paseos salen desde Bento Gonçalves. Foto Miguel Angel Alvarez, Guiarte.com

Debemos levantarnos pronto para aprovechar bien las horas de luz en este día, pues la agenda está apretada. El Valle de los Viñedos será el punto más interesante de la jornada, donde seguramente cumplamos nuestras expectativas de este viaje para conocer los vinos de Río Grande del Sur. Pero antes podemos hacer una excursión que resultará curiosa en un tren de vapor.

Bento Gonçalves, la denominada Capital del Vino, es una ciudad mediana que urbanísticamente no tiene demasiado interés. Por eso quizás un paseo rápido sea suficiente para no entretenerse. Tenemos que dirigirnos a las inmediaciones de la entrada principal del pueblo desde la carretera que viene de Farroupilha, donde está el portón con forma de cuba. Cerca encontraremos la estación de tren de época que es la salida de nuestro primer paseo. Aquí podremos montarnos en un tren a vapor (que los brasileños llaman "María Fumaça", por el humo) que nos llevará de paseo a la vecina ciudad de Garibaldi.

Vinícola Miolo, de porte grande, con sede en el Valle de los Viñedos. Foto Juliana Monteiro Lazaro, Guiarte.com

El trayecto en tren en sí no tiene mucho más valor que el que podamos apreciar desde el coche, pero en el interior se realizan una serie de espectáculos para entretener al visitante, como degustación de vino y el pase de una comparsa vestida con trajes regionales que toca músicas típicas. Si deseamos hacer este paseo es importante que preguntemos con antelación qué días sale el tren y a qué horarios, porque varían bastante dependiendo de la época del año. El teléfono de la estación para preguntar los horarios es (54) 3455 2788.

Ya en la carretera, abandonando la ciudad y a pocos kilómetros de Bento Gonçalves, comienza nuestro paseo por el "Vale dos Vinhedos". En este lugar la principal atracción son los paisajes y las empresas vinícolas, que permiten la visita de los turistas. Podremos aquí satisfacer nuestra retina admirando el entorno, repleto de lomas donde se produce la uva que da la fama a esta región de Río Grande del Sur. Encontraremos varios puntos desde donde podrán salir fotos excelentes si el tiempo nos acompaña.

La visita se completa y gana muchos enteros con la visita a las vinícolas del valle, donde podremos degustar los vinos y hacer una visita guiada por las instalaciones, donde nos explicarán todo el proceso de producción, desde la cosecha en las vides, pasando por la fermentación, hasta su envejecimiento en barriles y luego en botellas. Además, podremos comprar los vinos directamente del productor y catarlos antes para saber si son de nuestro agrado.

Vale dos Vinhedos, en Río Grande del Sur, el cogollo del viaje para conocer los vinos. Foto Juliana Monteiro Lázaro, Guiarte.com

Proponemos al menos la visita a la vinícola Miolo, una de las más grandes de la zona, donde podremos hacer un mini curso de degustación por un módico precio (de 5 a 15 reales, depende de los vinos que probemos), que luego reembolsan en compras en su bodega.

El día se completa acercándonos a Garibaldi, donde encontraremos vinícolas productoras de vinos espumantes (vinos con burbujas y cavas) típicos de la región.

La variedad de bodegas, en porte e infraestructuras, es muy interesante y algunas de ellas son como un parque temático de producción de vino, con edificios típicos y de fantasía. El único peligro es que, entre tanta degustación, acabemos un poco tocados y hay que saber que en Brasil la tolerancia de alcohol al volante es de 0.0.

Si tenemos más días para disfrutar de esta zona podemos dedicarlos a hacer deportes de aventura, como senderismo, rafting, etc. También podemos desplazarnos por carretera un par de horas para ver unas de las ciudades más famosas de Brasil, como Gramado y Canela.

Algunas vinícolas son como parques temáticos. Aquí vemos Cave da Pedra, inspirada en un castillo medieval. Foto Miguel Angel Alvarez, Guiarte.com

> > Volver a la guía de Ruta Serra Gaúcha