El embalse de Antoñán

Pasados tres kilómetros desde la altura de Antoñán, entramos en el ámbito natural más ameno y atractivo. Un embalse recoge las aguas del monte comunal de Cogorderos y Villamejil y las retiene para el regadío de este pequeño valle.
El Embalse de Antoñán, extraordinario enclave de vida salvaje. Al fondo se divisan los Montes de León. Guiarte Copyright

En torno al mismo embalse hay una densa vegetación, en la que abundan los salgueros, chopos, pinos y sobre todo robles. En el lago proliferan las anátidas. No es difícil espiar a las garzas o a los sigilosos somormujos. Por favor, respetar la fauna. Es un patrimonio de todos.

Multitud de avecillas tanto de ribera como de monte hacen de este enclave solitario un lugar sumamente agradable.

Recomiendo continuar hacia el oeste por el camino antiguo, que queda junto a la orilla sur del embalse, y asciende por el vallecillo en dirección a Cogorderos. El caminillo queda oculto con la vegetación que lo rodea a un lado y otro. Deteneros y quedar un rato escuchando a las aves... es algo inolvidable, sobre todo en primavera.

Luego el camino asciende siempre en dirección oeste por el vallecillo. En la pradería, ahora ya inexplotada, se ven las pisadas u otros indicios que denotan la presencia de jabalís y corzos.

Este camino, abandonado desde hace tiempo, nos permite seguir en solitario gozando del concierto de las aves... y viendo las águilas que nos sobrevuelan.

Siguiente: La Venta

> > Volver a la guía de Venta de la Perdiz

Imágenes enviadas por los usuarios
Los usuarios de guiarte han enviado 1 fotos.

Primavera en torno al...
Ver imagen
Añadir una imagen