Historia del valle del Rin

Desde la última era glacial, el valle conoció población humana, pero el territorio entró con fuerza en el ámbito de la historia con la llegada de los romanos en el siglo I a.C., que hicieron de esta parte de su imperio un país frontera.
Por la orilla oeste, los romanos construyeron una vía de transporte que enlazaba con las populosas poblaciones más norteñas y que complementaba la vía fluvial.

Tras el hundimiento del imperio romano, desde el siglo V, el país quedó sumido en una época más oscura hasta que fue integrado en el territorio de los reyes francos y luego del imperio carolingio, aunque buena parte de la zona fue quedando progresivamente en manos de la iglesia y las órdenes monásticas.

El ámbito descrito, tras la partición del Imperio, quedo afectado a distintas dominaciones y a medida que avanzaba la Edad Media, fueron construidas por aquí diversas fortificaciones (unas cuarenta) que mostraban el poder señorial y, a la vez, controlaban el transito comercial.

Castillo Marksburg, sobre Braubach. GNTB/ Scherf, Dietmar
Catedral de Maguncia. Rin. GNTB/Marth, Gundhard
Ubicada la zona en el corazón del Imperio romano-germánico, cuatro de los siete electores tenían algún enclave en este entorno del Rin, donde se reunían para tratar temas de la sucesión imperial.

En la región hay excelentes muestras artísticas, no en vano se ubica entre los importantes centros culturales de Colonia y Estrasburgo. Hay excelentes muestras góticas que lo demuestran.

Hasta la Guerra de los Treinta Años, la zona tuvo una importancia notable como región vinícola. Bacharach fue importante mercado de este producto. A partir del XVII el medio Rin fue permanentemente campo de luchas, tradicionalmente por invasiones de Francia. Muchos de los castillos fueron destruidos en el conflicto de 1688-1692.

La zona llegó a caer en la órbita francesa hasta que la rescató Prusia, desarrollando un periodo de progreso comercial con la introducción de la navegación a vapor y los ferrocarriles. Los románticos - y la restauración de algunas fortalezas- pusieron en valor este paisaje, que en el siglo XX conoció un gran desarrollo turístico.
Anterior: El Rin Central

> > Volver a la guía de Rheintal: El Rin más romántico