El Rin hasta Basilea

El Rin nace en Suiza y desemboca en el mar del Norte, después de pasar por varios países y recorrer 1300 kilómetros de longitud, drenando una cuenca de cerca de 200.000 kilómetros cuadrados.
El Rin en las catararas de Schaffhausen, las mayores de Europa. Imagen de guiarte.com

Pero hay muchos Rins. En su origen es un curso de agua salvaje, limpio, sonoro; que desciende con urgencia desde los Alpes, donde nace a más de 3000 metros de altitud, en el cantón de los Grisones.

Desde aquella altura, el río avanza vigoroso hacia el territorio germánico, en este primer tramo desciende 2600 metros de altura hasta hallarse en el Lago Constanza.

Pero aún se aprecia esa furia saltarina pocos kilómetros más abajo, al pasar por Schaffhausen, donde el agua se transforma en soberbias espumas, al caer por las mayores cataratas europeas.

Es a partir de Basilea, cuando el río se despide de Suiza, donde la corriente se hace pausada y solemne. Aún faltan 800 kilómetros para el mar y el cauce es una pista para los barcos que recorren sus aguas de norte a sur, de sur a norte. Basilea, merced al Rin, es el puerto de Suiza.

Una torre asoma a la rápida corriente del Rin, en Rheinfelden, Imagen de guiarte.com
Siguiente: Hacia el norte

> > Volver a la guía de Rheintal: El Rin más romántico