Etapa 3

De Coblenza a Bingen: Rhens, Boppard, St. Goar, Owerwesel, Bacharach y Bingen.
Castillo palacio de Stolzenfels, cerca de Coblenza. GNTB/Scherf, Dietmar.

La tercera etapa arrancarнa de Coblenza hacia el sur, en direcciуn a Bingen. Apenas rebasada la ciudad nos encontraremos con el castillo Stolzenfels, enfrente de la poblaciуn de Lahnstein, ante la desembocadura del Lahn.

La fortaleza es originaria del siglo XIII, y quedу prбcticamente arrasada en el siglo XVII. Luego, en el siglo XIX fue entregada por la ciudad a Federico Guillermo IV de Prusia, tras el control prusiano del territorio. Entonces se encargу la reconstrucciуn de la misma a Karl Frierich Schinkel, quien la transformу en un castillo neogуtico. Hoy es un excelente mirador y uno de los enclaves romбnticos del territorio.

Poco mбs adelante estб Rhens, lugar que conserva algunos edificios histуricos con los bellos entramados de madera, pese al destructor paso de la Segunda Guerra Mundial, que afectу a toda esta zona. Entre ellos estб, el viejo ayuntamiento. Tambiйn conserva resto del "Kцngsstuhl", sala de reuniones de los electores del imperio.

Anocheciendo, sobre en Rin, en Bacharach. GNTB/ Scherf, Dietmar.

La ruta prosigue hacia el sur. Al otro lado del rнo se percibe la magnнfica silueta del castillo de Marksburg. El rнo enfila el meandro de Boppard y antes de llegar a esta poblaciуn se halla el mirador de Gedeonseck, que permite contemplar el paisaje espectacular.

Boppard se halla ya a unos 20 kilуmetros al sur de Coblenza. Tiene origen romano. Una "mansiуn" que fue transformada en fortaleza en el siglo IV, de la que quedan restos. En el lugar destaca la colegiata de San Severino, construida sobre las termas romanas, de estilo romбnico tardнo. tambiйn tiene interйs la abadнa carmelita, de gуtico tardнo.

Avanzando al sur de Boppard pronto aparece Bad Salzig, una pequeсa localidad balneario. El negocio de las aguas medicinales surgiу en la primera dйcada del siglo XX, cuando se localizaron unos manantiales que brotan desde 400 metros de profundidad y que han dado vigor a la poblaciуn.

El camino sigue hacia el sur, al lado del rнo. El viajero puede contemplar en la otra parte del rнo los castillos de Liebenstein y Sterrenberg, antes de llegar a Hirzenach, con su colegiata originaria del siglo XII, en torno a la cual se arracima la pequeсa poblaciуn.

Llegamos asн a la zona de Loreley. Casi enfrente del peсуn se halla Sankt-Goar, dominada por la mole del castillo Burg Rheinfels, entre los mбs grandes de la zona. Esta fortaleza es originaria del siglo XIV, y remodelada en siglos sucesivos, convirtiйndose en uno de los centros mas poderosos del entorno hasta que fue destruido en gran parte por los franceses en 1797.

Casas de entramados de madera, antigua municipalidad de Bacharach. GNTB/Scherf, Dietmar. Deutsche Zentrale für Tourismus.

Poco mбs al sur, pasado ya el Loreley, se llega a Oberwesel lugar que conserva algunas edificaciones antiguas, fortificaciones, sendas iglesias gуticas y el castillo medieval de Schцnburg. Todo ese bagaje del pasado impactу en Victor Hugo, quien contemplу en los monumentos el destrozo de las guerras. El escritor, cuando conociу el lugar escribiу: "Oberwesel semeja un viejo soldado transformado en viсador, y su vino tinto es excelente".

El castillo de Schцnburg es un tanto extraсo; una amalgama de torres y edificios que parece mбs bien un conjunto de fortalezas. El hecho se explica tal vez porque desde el siglo XIII compartieron el recinto varias familias nobles.

Seguimos hacia el sur, gozando de hermosura del paisaje, con el Rin avanzando entre lugares y fortalezas para llegar a Bacharach, ciudad ubicada a la entrada del valle de Steeger, centro comarcal de una serie pequeсas ciudades en la que se muestra la presencia seсorial en fortalezas como Stahleck, Stahlberg y Fьrstenberg.

Bacharach tiene encanto, con casas de entramados y una serie de edificios de interйs como la capilla Werner, de estilo gуtico final, y la iglesia de San Pedro, de notable valor constructivo, originaria del siglo XII. Tambiйn perviven importantes elementos de las antiguas fortificaciones.

El castillo de Stahleck, encargado por el arzobispo de Colonia en el siglo XII, para controlar este enclave fue volado en el final del siglo XVII por los franceses. Los restos de la voladura destrozaron incluso partes del pueblo, entre йstas la capilla Werner.

Estamos ya en el tramo final del territorio declarado Patrimonio Mundial. Se siguen sucediendo las fortalezas. Al restaurado castillo de Soonek sigue el de Reichenstein, uno de los mбs antiguos del Rin Central, que pasу a manos de los arzobispos de Maguncia y luego decayу por mor de guerras y abandonos, hasta que en XIX se reconstruyу con aires mбs romanticos que historicistas.

Castillo Klopp, al lado de Bingen. GNTB/Schwarz, Astrid.

Luego llega Rheinstein. Originalmente la fortaleza se llamaba Fatzberg, pero un principe prusiano comprу sus ruinas en el siglo XIX y lo recostruyу tambien con aires gуticos. De paso, le cambiу el nombre. Un excelente mirador.

La ruta llega al fin. Antes de llegar a Bingen, aparece a la izquierda la Mдuseturm, con la fortaleza de Ehrenfels, en la margen oriental del rнo.

Bingen, la Bingium romana, es el final. Allн estб el Niederwald, erigido en 1883 para conmemorar la unificaciуn de los estados alemanes. Allн, la estatua de Germania de 10 metros de altura, domina el valle del Rin. Mantiene la corona imperial en la mano derecha y la espada en la izquierda, dominando un paisaje sobre los viсedos. Al fondo la regiуn de Rheingau, famosa tambien por sus vinos.

Anterior: Etapa 2
Etapas Rheintal

> > Volver a la guía de Rheintal: El Rin más romántico