San Miguel de Escalada, León (España).

San Miguel de Escalada es un pequeño pueblo leonés, cercano a Mansilla de las Mulas, famoso por su monasterio prerrománico, ubicado a las afueras de la población.


Monasterio de San Miguel de Escalada, León. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com), para Guiarte.com

El lugar, del municipio de Gradefes, tiene en torno a un centenar de habitantes y se halla al oeste de la corriente del Esla, río que en la antigüedad se denominaba Astura y que dio nombre a toda una región, convento jurídico en tiempos romano, con capital en Astorga, Asturica Augusta.

El monasterio de San Miguel Arcángel fue construido por el abad Alfonso, que había llegado en el año 912 desde el entorno de Córdoba con otros monjes, quienes trajeron el conocimiento del arte practicado en el territorio andalusí. 

Interior del templo de San Miguel de Escalada, León. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com), para Guiarte.com

Esta es una magnífica obra del mozárabe leonés, en la que se utilizaron elementos reaprovechados de culturas anteriores. Se halla en las proximidades de la notable ciudad astur-romana de Lancia y en una zona de gran vitalidad en tiempos romanos, por lo que no es sorprendente encontrar en la construcción materiales visigóticos y romanos.

Del viejo monasterio perdura básicamente el templo mozárabe, que es Monumento Nacional desde 1886. En el mismo sorprende el interior recinto, de una belleza y sencillez magistral. Tiene tres naves separadas por arcos califales. En la cabecera, tres ábsides rectangulares por el exterior pero con plano de herradura en el interior, cubiertos de bóvedas gallonadas. La cubierta de la nave es de madera. Se conserva el iconostasio de la nave central. 

Detalle de la torre románica del monasterio de San Miguel de Escalada, León. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com), para Guiarte.com

El espacio es muy armonioso y con buena iluminación. La nave central, de mayor anchura y altura que las laterales cuenta con vanos en la parte elevada del muro que permiten la iluminación directa.

En el exterior destaca la galería porticada del lado sur, con arcos califales, elevados sobre columnas reaprovechadas de edificios anteriores. En este pórtico también tiene gracia la ventanilla geminada situada en el muro occidental.

En general, La ornamentación de canceles, capiteles, etc. es sencilla y predominan los motivos vegetales.

En el lugar, antes de la obra mozárabe, existía ya un templo visigótico, que parece haber sido destruido por alguna razia musulmana, y que se reutilizó en parte. La reutilización de estos elementos y de los de procedencia romana permitió una rápida construcción del conjunto. En el año 913 se consagró la obra, por el entonces obispo de Astorga, San Genadio, cuando reinaba en León García I, protector del cenobio. 

Los temas vegetales predominan en la decoración del monasterio de San Miguel de Escalada, León. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com), para Guiarte.com

La torre cuadrada, más elevada que el resto del edificio, y la capilla de San Fructuoso, son ya del siglo XI.

El centro tuvo importancia en el medievo, pero decayó posteriormente. De la importancia medieval nos habla el famoso Beato de San Miguel de Escalada, iluminado por Magius, realizado en el monasterio de Tábara a petición del abad de San Miguel, en la primera mitad del siglo X. El documento está actualmente en un centro neoyorquino.

Tras la desamortización, en el siglo XIX, desaparecieron los edificios restantes del monasterio.

Esta zona del Esla, de notable riqueza agraria, también tiene gran interés histórico y religioso. Cruzada por el Camino de Santiago, posee varios monasterios de notabilísimo interés: los de Gradefes, Sandoval, Eslonza y el mencionado de San Miguel de Escalada. 

Un cancel mozárabe, reutilizado como tímpano en una de las puertas de la zona románica del monasterio de San Miguel de Escalada, León. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com), para Guiarte.c

> > Volver a la guía de Pueblos con arte