San Luis, Haut Rin (Francia).

El viajero que sale de Basilea en dirección noroeste hacia la vieja carretera de Moulhouse, por la Elsasserstrasse, pasará del extrarradio de la ciudad suiza a San Louis.
Un rincón ajardinado del lugar, frente a uno de los templos. Guiarte Copyright

Apenas un control fronterizo, generalmente sin agentes, da fe de que se cambia de país. San Luis es la mayor población francesa de la zona, pero no tiene un atractivo especial. Su crecimiento está basado en la proximidad de Basilea, a cuyas industrias proporciona mucha mano de obra.

San Luis pertenece a Alsacia, departamento de Alto Rin. Tiene 17 kilómetros cuadrados y está en una altura sobre el nivel del mar de 237 a 278 metros. Habitan allí unos 20.000 habitantes, aunque distribuidos en diversos barrios, alguno de los cuales llega hasta el entorno de la Reserva Natural Pequeña Camarga Alsaciana.

Durante el estío, en la región abundan los adornos florales; aquí un trenecito cargado de flores, frente a la estación ferroviaria de San Luis. Guiarte Copyright

Pero el desarrollo de la población tuvo su clave en 1840, cuando se dotó al lugar de ferrocarril, en la línea Estrasburgo-Basilea. Luego, ese mismo siglo, el pueblo creció con la instalación de diversas factorías que ya le dieron un aire fabril.

Políticamente, siempre ha sido un ente menor. La plaza fuerte militar de la zona era Huningue. San Luis era un anexo de Village Neuf, y solo adquirió categoría de municipalidad en 1793.

Entonces, San Luis quedó unida a Michelfelden, con el nombre revolucionario Burgolibre. Pero acabó prevaleciendo el nombre anterior de San Luis, vinculado a la realeza. De hecho, en el escudo local figuran tres flores de lis sobre fondo azul, aludiendo a esa vinculación.

A su desarrollo contribuyeron diversas anexiones entre ellas la de la comuna de La Chaussée, en 1958, y sobre todo los avances en vías de comunicación: autopista y aeropuerto.

Forma parte de una comunidad internacional que agrupa los municipios del área, en la que se aglutinan los entornos de Lorrach, Alemania; Basilea, Suiza, y esta parte francesa. Es ésta la Comunidad de Municipios de las Tres Fronteras, de la que San Luis es el centro francés, en el que incluyen Hésingue, Hegenheim, Wentzwiller, Buschwiller, Michelbach-le-Bas, Village-Neuf, Huningue y Blotzheim.

En San Luis abundan las construcciones de altura elevada, destinadas a albergar una creciente población dedicada a la industria y los servicios. Guiarte Copyright

Entre sus atractivos figura la vieja destilería Fernet-Branca, actualmente centro cultural, desde 2004, y diversas iglesias, todas del XIX y XX.

La fábrica de licores Fernet Branca inició su actividad en 1909 y la detuvo en el año 2000. En principio se hizo famosa por un licor digestivo de sabor amargo, Fernet Branca, denominado así por el nombre del autor de la formula, el doctor Fernet, y el propietario de la fabrica, monsieur Branca.

Si antaño había por allí botellas, ahora hay obras de Picasso, Tobey, Dabuffet y muchos pintores de la modernidad: Espace d´Art Contemporain Fernet Branca. 2, rue du Ballon. San Luis.

En el entorno de San Luis, cabe visitar también la reserva de la Pequeña Camarga, el puente de las Tres Fronteras, en la localidad vecina de Huningue, y, sobre todo, la inmediata ciudad de Basilea, de interesantísimos museos.

Guías relacionadas

> > Volver a la guía de Pueblos con arte