Jirafas amenazadas

La población mundial de jirafas ha sufrido un declive del 40 por ciento en los últimos 30 años. La especie está clasificada ya como Vulnerable en la Lista Roja de la UICN.

Malos tiempos para las jirafas. Giraffa camelopardalis. IUCN Photo Library © Alicia Wirz

Guiarte.com. Cancún, 29/12/2016
Recientemente se actualizó la Lista Roja de la UICN, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en la que aparecen diversas novedades, entre ellas el alarmante declive de la jirafa, causado por la pérdida de hábitats, disturbios civiles y caza ilegal.

La emblemática jirafa (Giraffa camelopardalis), el mamífero terrestre más alto y uno de los animales más populares del planeta, se halla difundida por África Austral y Oriental, con algunas subpoblaciones pequeñas y aisladas en África Central y Occidental, y ha pasado de la categoría de Preocupación Menor a Vulnerable a causa de una dramática disminución de entre 36% y 40% en su nivel poblacional, que era de aproximadamente 151 702 - 163 452 individuos en 1985 y se redujo a 97 562 en 2015.

El crecimiento demográfico humano tuvo efectos negativos sobre muchas subpoblaciones de jirafas. La caza ilegal, la pérdida de hábitats y los cambios derivados de la expansión de la agricultura y la minería, los conflictos crecientes entre los seres humanos y la vida silvestre, y los disturbios civiles, son los principales factores que empujan a la especie hacia la extinción. En conjunto, de las nueve subespecies de jirafas, tres tienen poblaciones en aumento, cinco en disminución y una es estable.

"Si bien las jirafas se suelen ver en safaris, en prensa y en zoológicos, la gente - incluyendo los conservacionistas – no es consciente de que estos animales majestuosos están sometidos a una extinción silenciosa. El animal más alto del mundo está bajo una severa presión en algunos de sus espacios principales en África Oriental, Central y Occidental (…) Es oportuno que levantemos cabeza para la jirafa antes de que sea demasiado tarde ", afirma Julian Fennessy, especialista en jirafas y okapi de la UICN.

La actualización de datos de la Lista Roja se conoció durante la 13ª Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD COP13) que tuvo lugar en Cancún, México. La Lista incluye ahora 85 604 especies, de las cuales 24 307 están amenazadas de extinción

La actualización incluye también las primeras evaluaciones de especies silvestres de avena, cebada, mango y otras especies afines a cultivos. Estas tienen una gran importancia en materia de seguridad alimentaria, puesto que su diversidad genética permite mejorar la resistencia de los cultivos a las enfermedades, la sequía y la salinidad.

La tarea de la UICN es muy importante. Inger Andersen, Directora General de la UICN, afirma que “muchas especies están desapareciendo antes de que podamos tan siquiera describirlas (…) y esta actualización de la Lista Roja muestra que la magnitud de la crisis global de extinción podría ser todavía mayor de lo que pensábamos. Los gobiernos reunidos en la cumbre de biodiversidad de las Naciones Unidas en Cancún tienen la inmensa responsabilidad de intensificar esfuerzos para salvaguardar la biodiversidad de nuestro planeta, no solo por su propio bien, sino también para responder a necesidades imperativas humanas como la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.”

La jirafa es un animal popular en los zoológicos de todo el mundo. Jirafas en Cabárceno, Cantabria, España. Imagen de Beatriz Álvarez / makeithappen.love

Aves: apenas reconocidas y amenazadas
Esta actualización de la Lista Roja de la UICN incluye una nueva evaluación de todas las especies de aves. Gracias a un exhaustivo estudio taxonómico realizado por BirdLife International, en colaboración con la Guía de las Aves del Mundo (Handbook of the Birds of the World), la cantidad total de especies de aves evaluadas asciende ahora a 11 121.

Se evaluaron en total 742 especies de aves recientemente reconocidas, el 11% de las cuales están amenazadas. El cucarachero paisa (Thryophilus sernai), por ejemplo, está clasificado en la categoría En Peligro, puesto que la mitad de su hábitat podría desaparecer con la construcción de una presa que ya está planificada. La llamativa vanga azul de Comoras (Cyanolanius comorensis) también se encuentra En Peligro a causa de la pérdida de hábitats debida a la expansión agrícola y la degradación por plantas invasoras.

Trece especies de aves recientemente reconocidas entran en la Lista Roja de la UICN como Extintas. Varias de ellas, como el carricero de la isla de Pagán (Acrocephalus yamashinae), el O’ahu akepa (Loxops wolstenholmei) y el apapane de Laysan (Himatione fraithii), han desaparecido en el curso de los últimos 50 años. Todas estas especies recientemente reconocidas y extintas eran endémicas de diversas islas, y fueron probablemente eliminadas por especies invasoras.

“Desafortunadamente, el reconocimiento de más de 700 “nuevas” especies no significa una mejora en la situación de las aves del mundo,” afirma Ian Burfield, Coordinador Científico Mundial de BirdLife. “A medida que profundizamos nuestros conocimientos, se confirman nuestras inquietudes: la agricultura insostenible, la tala forestal, las especies invasoras y otras amenazas, como el comercio ilegal siguen empujando a muchas especies hacia la extinción.”

Las evaluaciones de la Lista Roja de la UICN revelan asimismo que algunas de las aves más conocidas del mundo pueden desaparecer rápidamente en estado silvestre si no se toman medidas adecuadas para salvaguardarlas. Especies emblemáticas, como el loro gris de África (Psittacus erithacus), un animal de compañía muy preciado capaz de imitar el habla humana, corren riesgo de extinción en estado silvestre a causa de la pérdida de hábitats y de capturas insostenibles. El nivel de conservación del loro gris, originario de África Central, se deteriora, pasando de la categoría Vulnerable a En Peligro. En algunas partes del continente, las poblaciones de la especie se han reducido hasta en un 99%. La situación es muy grave en partes de Asia, donde muchas especies más, pasan a categorías de amenaza superiores a causa del impacto del comercio ilegal de fauna silvestre.

No obstante, hay también buenas noticias para algunas de las aves más raras y vulnerables de nuestro planeta: las que viven en islas pequeñas y aisladas. El camachuelo de las Azores (Pyrrhula murina), el chorlito de Santa Elena (Charadrius sanctaehelenae) y Zosterops modestus, un ave endémica de las Seychelles, entre otros, pasan a una categoría de amenaza inferior en esta actualización de la Lista Roja, porque sus poblaciones, que se encontraban al borde de la extinción, se han recuperado gracias a esfuerzos de conservación.

Especies silvestres afines a plantas cultivadas
En esta actualización, se añaden a la Lista Roja de la UICN las primeras evaluaciones de 233 especies silvestres afines a cultivos, como la cebada, la avena y los girasoles. La principal amenaza a la que se exponen muchas de estas especies es la destrucción de sus hábitats, debido principalmente a la expansión agrícola. Estas evaluaciones se realizaron en el marco de una cooperación entre Toyota y la UICN, encaminada a ampliar el alcance de la Lista Roja para incluir el riesgo de extinción de especies que son fuentes esenciales de alimentos para una importante proporción de la población mundial.

Las especies silvestres afines a plantas cultivadas son una fuente de material genético para “nuevos” cultivos, contribuyendo a mejorar la resistencia a las enfermedades y a la sequía, la fertilidad, el valor nutricional y otros rasgos deseables. Existen plantas silvestres afines a casi todas las especies vegetales domesticadas y cultivadas por la humanidad, pero hasta hoy no se había prestado mucha atención a su conservación.

Cuatro especies de mango se clasifican en la categoría En Peligro, y el mango Kalimantan (Mangifera casturi), se halla Extinto en Estado Silvestre. Estas especies son parientes del mango común (Mangifera indica) y se ven amenazadas por la pérdida de sus hábitats. Los mangos, originarios del sur de Asia, se cultivan actualmente en muchos países tropicales y subtropicales, y son una de las frutas de mayor importancia comercial en esas regiones.

El hamatamabouki (Asparagus kiusianus), una especie originaria de Japón y pariente del espárrago cultivado, se encuentra En Peligro a causa de la pérdida de hábitats causada por la expansión agrícola y urbana. La pérdida de hábitat es también la amenaza principal para el girasol Helianthus anomalus, clasificado en la categoría Vulnerable y pariente silvestre del girasol H. annuus. Cicer bijugum, originario de Irán y Turquía, pariente silvestre del garbanzo C. arietinum, se clasifica En Peligro a raíz de la conversión de sus hábitats para usos agrícolas.

El Lago Victoria
Se incluyen en esta actualización todos los moluscos, cangrejos, libélulas y peces de agua dulce autóctonos del Lago Victoria, en África Central. Las principales amenazas a las que está sometido este lago, conocido como el “estanque de ensueño de Darwin” por la riqueza de su biodiversidad, son la explotación excesiva, la sedimentación debida a la agricultura y la tala forestal, y la contaminación del agua por herbicidas y pesticidas, y las especies invasoras como la perca del Nilo (Lates niloticus).

> > Volver a la guía de Noticias