Goya. Obra gráfica

Hasta el 12 de febrero de 2017 en el Museo Lázaro Galdiano se puede ver una exposición en la que se pone de manifiesto la gran admiración de José Lázaro hacia Goya.

Disparate de Bestia (prueba), de Goya. © Museo Lázaro Galdiano

Madrid, 13 de diciembre de 2016
José Lázaro logró adquirir una extraordinaria colección de estampas que muestran la evolución de Goya desde sus primeros ensayos en el campo del grabado hasta las últimas litografías realizadas en Burdeos.

La exposición Goya. Obra gráfica muestra una parte de la valiosa colección de novecientas setenta y seis estampas de Goya reunida por Lázaro, una de las más valiosas colecciones de obra gráfica de Goya y la más completa e importante reunida por un coleccionista.

Las obras seleccionadas pertenecen a diferentes épocas de la trayectoria vital de Goya desde 1778, fecha de la primera entrega de las Pinturas de Velázquez, hasta 1825 con las famosas litografías de los Toros de Burdeos.

La muestra incluye dos series grabadas por Goya, Caprichos y Tauromaquia; estampas sueltas de las Pinturas de Velázquez, el Agarrotado, Desastres de la Guerra y Los prisioneros; las excepcionales pruebas de estado de los Disparates de El cantor ciego o del Viejo columpiándose, entre otras; y una selección de litografías.

Mención especial requiere la exhibición de las trece pruebas de estado de los Disparates fechadas entre 1815 y 1816. Las pruebas de estado están consideradas de gran valor por los investigadores y coleccionistas al ser únicas. De esta serie, José Lázaro logró adquirir uno de los dibujos preparatorios, el del Modo de volar, realizado en lápiz rojo.

Capricho nº 43 (1ª ed., 1799), de Goya. © Museo Lázaro Galdiano

> > Volver a la guía de Noticias