El arca de Noé del Mekong

La cuenca del Mekong sigue desvelando especies desconocidas. Ahora se han anunciado 163 nuevos inquilinos de esta inmensa “Arca de Noé”.

El dragón cornudo de árbol de Phuket, Acanthosaura phuketensis. © Montri Sumontha/WWF

Artemio Artigas. Guiarte. 05/01/2017
El Mekong nace en el Himalaya, en la zona del Tíbet, y recorre casi 5.000 kilómetros hasta alcanzar el mar en el sur de Vietnam. Drena una cuenca de más de 800.000 kilómetros cuadrados, con territorios dispares en los que los científicos siguen hallando nuevos tesoros biológicos desconocidos.

WWF, World Wildlife Fund, acaba de publicar un informe titulado Species Oddity que documenta el trabajo de numerosos científicos, quienes –desde 2015- descubrieron 9 anfibios, 11 peces, 14 reptiles, 126 plantas y tres mamíferos en Camboya, Laos, Birmania, Tailandia y Vietnam.

Con las nuevas aportaciones a la ciencia, se eleva a 2.409 el total de nuevas especies de plantas, aves, mamíferos, reptiles, peces y anfibios descubiertas en la región desde que WWF comenzó en 1997 a recolectar información sobre nuevas especies.

"La región del Gran Mekong es un polo de atracción para los científicos de conservación de todo el mundo debido a la increíble diversidad de especies que se siguen descubriendo aquí", afirma Jimmy Borah, Director del Programa de Vida Silvestre de WWF-Gran Mekong. "Estos científicos saben que están en una carrera contra el tiempo para asegurar que estas especies recién descubiertas estén protegidas”.

La salamandra descubierta en la provincia tailandesa de Chiang Rai, Tylototriton anguliceps ©Nguyen Quang Truong /WWF

Entre las especies más destacadas el informe destaca:

Una serpiente, Parafimbrios lao, con colores en su cabeza parecidos a los de un arcoíris. Fue encontrada entre empinados acantilados en el norte de Laos y, aunque originalmente se pensaba que habitaba en un solo lugar, desde entonces se ha descubierto un segundo sitio, aumentando sus posibilidades de supervivencia.

El dragón cornudo de árbol de Phuket, Acanthosaura phuketensis Tiene un temible conjunto de cuernos en su cabeza y espina dorsal y fue encontrado en una de las pocas áreas de bosque que aún quedan en la popular isla turística de Phuket. Está amenazada por la rápida pérdida de hábitat y su captura para el comercio de mascotas.

Una extraña especie de plátano descubierta en el norte de Tailandia, Musa nanensis. Está considerada como críticamente amenazada debido a la creciente deforestación y al hecho de que sólo se han viso unas cuantas plantas. Sin embargo, el reciente descubrimiento de otra pequeña población ha dado esperanza a los investigadores.

Una nueva especie de rana de Camboya y de Vietnam, Leptolalax isos. Tiene un nombre tan largo como su cuerpo. Con sólo 3 cm de longitud, este diminuto anfibio está amenazado por algunas causas importantes: la tala de bosque, la expansión agrícola y los proyectos hidroeléctricos.

Una salamandra descubierta en la provincia tailandesa de Chiang Rai, Tylototriton anguliceps. Cuenta con impresionantes marcas rojas y negras. Su piel porosa la hace especialmente sensible a los pesticidas, principal amenaza que enfrenta además de la deforestación de su hábitat.

La especie de plátano descubierta en el norte de Tailandia, Musa nanensis. ©Wande Inta/WWF

Un gecko descubierto en las remotas montañas de Laos por un equipo de científicos que a menudo tenían que depender del agua que goteaba de las estalactitas dentro de las cuevas, el Gekko bonkowski. Se cree que el descubrimiento puede ser la clave para entender la evolución de los lagartos en la Cordillera de Annamite.

Una planta de las Montañas Chin del noroeste de Birmania que tiene dos cubiertas de pétalos (sépalos), que se asemejan a las orejas de un ratón. Descubierta en el Monte Victoria, Impatiens kingdon-wardii sirve como recordatorio de que la rica biodiversidad de Birmania necesita protección.

Un murciélago, Murina kontumensis, que se encuentra en el Altiplano Central de Vietnam, con pelaje grueso y lanudo en la cabeza y los antebrazos.

La región del Gran Mekong se encuentra bajo intensa presión, tanto por el desarrollo de minas, caminos y presas que amenazan la supervivencia de los paisajes naturales que hacen único a este lugar. La cacería para obtener carne de caza así como el multimillonario comercio ilegal ejercen aún más presión sobre la vida silvestre de la región, lo que significa que muchas especies podrían extinguirse antes de que sean descubiertas.

"Muchos coleccionistas están dispuestos a pagar miles de dólares por las especies más raras, únicas y más amenazadas, a menudo comprándolas en los mercados ilegales de vida silvestre de la región, especialmente en la región del Triángulo de Oro donde se encuentran China, Laos, Tailandia y Birmania" dijo Borah. "Para salvarlos, es esencial que mejoremos la aplicación de la ley contra la caza furtiva y se cierren los mercados ilegales de vida silvestre”,

Species Oddity es el octavo de una serie de informes que destacan los descubrimientos de nuevas especies en la región del Gran Mekong. La región es hogar de algunas de las especies silvestres más amenazadas del planeta, incluyendo al tigre, el saola, el elefante asiático, el delfín del río Irawadi y el bagre.

> > Volver a la guía de Noticias