Ocio y gastronomía

Ocio y gastronomía en la villa gallega de Mellid.

Entre los puestos de la fdria dominical de Mellid no faltan los las tortas, panes con especias y empanadas. Imagen Guiarte.com

Mellid esté muy vinculada al Camino de Santiago, porque por sus calles surcan los peregrinos que vienen recorriendo el Camino Francés, a los que se unen en el centro del pueblo aquellos que llegan por el Camino Primitivo, desde Oviedo.

Por todo ello, en la geografía del lugar se hallan media docena de albergues, así como algunos hoteles y casas rurales.

Además, la población, como pequeña capital comarcal, tiene vida comercial. Los domingos, con la feria, sus calles del centro aparecen inusualmente animadas y la gente tiene tiempo para las compras y para el tapeo.

Ambiente ferial en el casco urbano de Melide. Imagen Guiarte.com

Por toda la zona hay abundantes bares, pero lo que más llama la atención del lugar son los establecimientos de restauración, donde se toma un pulpo magnífico. Famosas han sido tradicionalmente las pulpeiras de Melide.

En el lugar se trabajan bien otros productos, como las empanadas, las orejas de cerdo y en general las carnes. A ello se añade la tradición en la elaboración de dulces artesanales.

Muchos peregrinos conocen la tradición gastronómica del lugar y aprovechan la jornada para darse un buen homenaje culinario con caldos, pulpos y otros elementos. Dos establecimientos recomendados: A Garnacha y Ezequeiel, ambos en la avenida de Lugo.

Los momentos festivos del lugar son esencialmente en verano. En junio se celebra San Pedro, en julio las fiestas del Carmen, y en agosto las de San Roque.

Tanto los comarcanos como los peregrinos disfrutan del pulpo de Melide. Imagen Guiarte.com

> > Volver a la guía de Mellid