La catedral de Lisboa

El Monumento más destacado de la Alfama es la Sé, la catedral.


El Milagro de la predicación de San Antonio de Padua a los peces, reflejado en los azulejos de la catedral lisboeta. Imagen de Beatriz Álvarez para Guiarte.com

Cuando el viajero contempla este monumento no puede dejar de recordar a la catedral de Coimbra, con la que coincide en su aspecto de fortaleza almenada.

El edificio es del siglo XII, previsiblemente de los mismos maestros que la catedral de Coimbra. En general predomina un románico austero, aunque también se aprecian algunos elementos góticos, como la elegante girola gótica.

La iglesia, de 3 naves, es la más antigua de las de Lisboa, y ha tenido que sobrevivir a grandes terremotos. El de 1755 destruyó buena parte: la linterna erigida sobre el crucero, el presbiterio, así como varias capillas y el Panteón Real. Restauraciones posteriores, la última en el siglo XX, le devolvieron el aire original románico.

La Sé tiene tres naves, la central con una bóveda de medio punto. El claustro es gótico y en él se han descubierto restos de tiempos fenicios y romanos. 

La catedral de Lisboa. Vista nocturna. Imagen de Beatriz Álvarez para Guiarte.com
Siguiente: Belem
Anterior: La Alfama

> > Volver a la guía de Lisboa