Avenida da Liberdade

La avenida más notable de la ciudad de Lisboa comienza en la plaza de Restauradores, al lado de Rossio, y finaliza ante el parque Eduardo VII.


Teatro Eden, en Lisboa. Detalle de su fachada. Imagen de Beatriz Álvarez para Guiarte.com

Ya en tiempos del Marques de Pombal se inició la urbanización de la parte inferior de la avenida, inmediatamente después del terremoto de 1755. Sin embargo, no sería sino en la segunda mitad del siglo XIX cuando tomó el aspecto que tiene ahora, con sus 90 metros de anchura.

En arranque de esta gran vía, la plaza de Restauradores nos presenta una serie de elementos de interés, el más destacado de los cuales es el elevado monumento que recuerda la separación de los reinos de España y Portugal en 1640. El obelisco, de 30 metros de alto, tiene en su pedestal las estatuas de bronce de la Victoria y la Libertad.

En la vereda izquierda se alzan el vistoso palacio Foz, obra del XIX, y el teatro Edén, con su magnífica fachada de Art Decó, una obra de 1930, debida a los arquitectos Casiano Branco y Carlo Florencio Dias. 

Obelisco de la plaza Restauradores de Lisboa. Imagen de Beatriz Álvarez para Guiarte.com

Desde Restauradores, la amplia avenida avanza hacia el norte, hacia la rotonda del Marques de Pombal. En la mitad del trayecto el viajero se encuentra con el monumento a los muertos de la “Grande Guerra”. Para los amantes de las compras, también aparecerán a lo largo de la avenida distintas tiendas de alto standing.

La plaza Marques de Pombal también tiene historia pues en ella se proclamó la república en 1910. El monumento central está dedicado al Marqués, cuya estatua se eleva sobre la columna. El estadista aparece con la mano sobre un león, como dominador del poder y de la destrucción.

Finalmente, como prolongación “verde” de la avenida, a espaldas del monumento a Pombal se halla el Parque Eduardo VII de Inglaterra, en el que se muestran bellos jardines y plantas exóticas.  Es un lugar que agrada a las gentes de todas las edades...

Siguiente: Iglesia do Carmo
Anterior: Rossio

> > Volver a la guía de Lisboa