Terremoto en Nepal

Tras el seísmo del pasado sábado 25 de abril en Nepal, que de momento ya ha causado más de 4.000 víctimas, las ONGs piden la colaboración de la ciudadanía.

El templo Swayambhunath stupa, después del terremoto.

Katmandú, 29 de abril de 2015
Un terremoto de 7,8 grados en la escala Richter ha causado millares de muertos y heridos en Nepal. El epicentro del seísmo se localizó a 150 kilómetros al oeste de Katmandú, la capital nepalí. El terremoto se dejó sentir en la India y en el Tíbet y causó una avalancha en el Everest.

Según fuentes oficiales la cifra total de muertos supera los 4.000, pero aún queda mucha gente sepultada bajo los escombros y las condiciones meteorológicas están complicando el rescate de supervivientes, por lo que este número podrían aumentar de manera drástica en los próximos días.

Las ciudades y pequeñas poblaciones han quedado devastadas y templos y lugares simbólicos de la cultura nepalí se han visto muy dañados o prácticamente reducidos a escombros. Este ha sido el caso de los templos del Valle de Katmandú, patrimonio mundial de la Unesco, un conjunto de siete monumentos y edificios que se compone por las tres plazas Durbar situadas frente a los palacios reales de Hanuman Dhoka, Patán y Bhaktapur; las estupas budistas de Swayambhu y Bauddhabath; y los templos hinduistas de Pashupati y Changu Narayan, que han sufrido daños en algunos casos irreparables. Otros edificios que han quedado totalmente destruídos son la Torre Dharahara, el templo Vatsala Shikhara Bhaktapur o el templo de la plaza de Dalbarl.

El templo de Bakhtapur, uno de los monumentos que ha desaparecido para siempre. UNESCO

TIEMPO DE ACTUAR
Desde las ONGs alertan del riesgo que pueden suponer, tras el terremoto, enfermedades infecciosas como la diarrea, el sarampión o incluso el cólera. Las necesidades básicas inmediatas para evitar posibles epidemias consisten en garantizar que la población tenga acceso a agua y comida, así como un lugar en el que guarecerse. Las enfermedades infecciosas son especialmente peligrosas entre los niños y los grupos vulnerables, por lo que es imprescindible y necesaria la construcción de letrinas, o la organización del transporte de agua en camiones cisterna.

El Gobierno nepalí ha declarado que los recursos con los que cuenta para hacer frente a la situación son limitados, por lo que muchas organizaciones humanitarias internacionales han comenzado ya a distribuir medicinas, tiendas de campaña y otros productos de primera necesidad entre la población.

A continuación dejamos varios números de teléfono, para aquellos que quieran colaborar con alguna de las ONGs:

Acción contra el Hambre: 900 100 822
Ayuda en Acción: 900 85 85 88
Cruz Roja: 902 22 22 92
Médicos sin Fronteras: 902 30 30 65
Médicos del Mundo: 902 286 286
Oxfam Intermon: 902 330 331
Save The Children: 900 37 37 15
Unicef: 900 907 102
Programa Mundial de Alimentos: es.wfp.org/nepal

> > Volver a la guía de La editorial