Osos cantábricos, en dificultades

Las noticias sobre la evolución del oso pardo en la Cordillera Cantábrica no parecen ser halagüeñas, especialmente en la llamada Zona Oriental.


Imagen de osa con sus crías, en la montaña cantábrica. Tomada de un video de FAPAS, sobre los censos de oso pardo.

Oviedo, 25 de enero de 2016
FAPAS, Fondo para la Protección de los Animales Salvajes, que trabaja con seriedad en el territorio de Asturias, ha venido criticando “el circo mediático” de quienes sacan pecho como defensores del oso y que ahora parecen callados ante el estancamiento de la especie, y de forma destacada en la zona oriental, que abarca partes de León, Palencia, Cantabria y Asturias.

“Ha pasado el año 2015 y ni rastro de noticias sobre censos de osos u osas reproductoras en la Cordillera Cantábrica para el año 2014 (…) el mutismo ha reinado para este tema. Ya no hay ruedas de prensa a bombo y platillo. Ya no hay esperpénticas noticias sobre lo fabuloso que evoluciona la población gracias a los millones Life”, argumenta FAPAS.

Señala esta entidad que el oso en Castilla y León en el área oriental está al límite, sometido a una presión en donde ya es imposible ocultar por más tiempo que los osos mueren uno tras otro a causa de la actividad humana, la caza, tanto legal como ilegal.

La organización conservacionista afirma que el número de osas reproductoras identificadas en Asturias durante el año 2014, gracias al esfuerzo de "todos" según un documento oficial del Principado de Asturias es de 22 osas reproductoras y 44 crías nacidas. En cuanto a las osas reproductoras en la zona de León en el área occidental, parece que la escasa capacidad de controlar el territorio no permite conocer con exactitud cuántas ha habido. 

Cacería de Jabalíes. Según FAPAS, las cacerías de jabalíes en determinadas zonas son muy dañinas para los osos. Imagen de guiarte.com

Los datos de 2015 parecen confirmar un cierto estancamiento en la evolución de la población de oso en Asturias. Entre las causas posibles, el aumento de cacerías, batidas de jabalí, en zonas críticas para el oso, o batir específicamente las zonas donde se conoce que hay osas con crías. “Si esto es cierto, y FAPAS está comprobando que de momento se realizan puntualmente actuaciones de esta naturaleza en las zonas oseras, nos encontraríamos con un posicionamiento de gestión similar al que aplica desde hace años la Junta de Castilla y León y que es la causa de la extinción en el área oriental”.

Según un análisis de la organización, las batidas de jabalí son en la actualidad una de las principales causa de muerte de osos conocidas, tanto por la muerte directa, como lo que es peor, posiblemente se trate de la acción más grave que repercute sobre la supervivencia de las crías nacidas en el año, al moverlas de un lado para otro y ponerlas en riesgo, tanto de machos que acosan a las hembras como de los perros que forman parte de las partidas de caza.

“Lo que sí es ya una comprobación es que algunas osas del Parque Natural de Somiedo que criaban de manera querenciosa a determinados lugares, se han visto obligadas a buscar otras áreas para protegerse de amenazas creadas por el hombre”.

Si el oso declina en Asturias, estaríamos ante el final de la especie en la península, habida cuenta de la siempre criticada posición de la Junta de Castilla y León, señalada por su falta de vocación conservacionista y responsable de los vastos territorios oseros del norte de León y Palencia, en los que nunca ha habido una decidida política a favor de estos plantígrados.

Ante estos nubarrones, es exigible a las administraciones de todo tipo y color transparencia y decisión para defender el patrimonio natural, que no es un adorno en el paisaje, sino una fuente de riqueza y garantía de un ecosistema sano.

Video de FAPAS sobre los censos del oso: http://www.fapas.es/index.php/videos-2/video-noticias-de-fapas/video/la-guerra-del-censo-de-los-osos

> > Volver a la guía de La editorial