Día Mundial del Medio Ambiente

El Día Mundial del Medio Ambiente, establecido en 1972, y celebrado cada 5 de junio nos llama la atención sobre el insostenible saqueo que los seres humanos hacen a la tierra.


Castaño milenario en Villaviciosa de la Ribera (León), plantado al parecer durante la dominación romana. Imagen de guiarte.com

Este saqueo está llevando a la extinción a las especies. Por eso, uno de los focos de esta celebración es la lucha contra el comercio de animales salvajes, actividad realizada por mafias que se enriquecen a costa de empobrecer a toda la tierra.

Las actividades de estas redes criminales de tráfico de fauna salvaje y el desprecio a la vida natural por buena parte de la población mundial ponen en peligro a especies icónicas como los elefantes, rinocerontes, tigres, gorilas y tortugas marinas. Pero también dañan gravemente a otras como los tiburones o maravillosas especies diversas de flora.

En 2011, una subespecie del rinoceronte de Java se extinguió en Vietnam, mientras que los últimos rinocerontes negros occidentales desaparecieron en Camerún ese mismo año. Los grandes simios han desaparecido de Gambia, Burkina Faso, Benín y Togo, y otros países podrían ser añadidos a esta lista muy pronto. Las víctimas menos conocidas incluyen al cálao de yelmo, los pangolines, así como las orquídeas silvestres y las maderas como el palo de rosa.

El auge del comercio ilegal de productos de la vida silvestre está erosionando la biodiversidad de la Tierra. La matanza y el contrabando también están socavando las economías y los ecosistemas, impulsando el crimen organizado y alimentando la corrupción y la inseguridad en todo el mundo.

¿Cómo podemos luchar contra ello?
Con una actitud decidida. Exigiendo a las autoridades a combatir el furtivismo y el tráfico ilícito, no adquiriendo productos de origen delictivo, apoyando a aquellos que tienen una política decidida en favor del medio ambiente sin dejarse dominar por intereses sectoriales o grupos de presión, respetar las especies cuando visitamos espacios naturales.

La lucha por un medio ambiente mejor comienza en la casa; aprovechando el agua y la energía, reciclando, evitando dejar abandonados plásticos y basuras…

Y esa lucha sigue en nuestro entorno directo: protegiendo los árboles y los animales, evitando el uso de pesticidas en el jardín, no introduciendo especies exóticas, realizando una compra responsable, sin elementos desechables.

Pon en valor lo que tienes en tu entorno. Muestra amor a los animales y a las plantas, difunde ese afecto a lo que te rodea, valorando desde las aves a los maravillosos ejemplares de nuestra flora…

Pero no sólo un día, sino todo el año.

> > Volver a la guía de La editorial