Un gozo: Percebes y lubinas

El periodista Lalo Fernández Mayo, profundo conocedor de la comarca, nos hace cuatro semblanzas de la misma: Un yantar.

Los productos del mar tienen un excelente trato en las cocinas de la Costa de la Morte. Plato de pulpo a Feira. Guiarte.com

Ya pasamos el día en la playa de Trece, ya vimos cómo se ocultaba el sol frente al cabo Villano y ya estamos asentados en la mesa de algún buen restaurante de la zona.

Evidentemente, los platos de las cartas de todos los establecimientos de la Costa da Morte están llenos de excelentes productos del mar, sean bivalvos, crustáceos o pescados. En la zona hay incluso eventos gastronómicos dedicados a especies como el pulpo o el longueirón.

…Pero para no ser prolijo me ciño tan solo a dos con los que será difícil no acertar en cualquier paladar: de primero, unos percebes simplemente hervidos; y de segundo, una lubina al horno, a la plancha o a la sal.

El percebe es el mar envasado en unos centímetros cúbicos de sabrosa gelatina y se pueden comer todos los que se quiera (o la cartera lo permita) sin miedo a que no nos dejen espacio para dar cabida a la lubina que vendrá después. Y además, un buen plato de percebes es lo mejor para amenizar una gustosa espera mientras el cocinero le da el punto al segundo plato, esa lubina (róbalo, robaliza, baila, Dicentrarchus labrax) que es una de las grandes estrellas de la cocina del mar en general y de la gallega en particular. Al visitante no le será difícil que le digan en qué restaurantes le van a servir los mejores percebes y la mejor lubina de la Costa da Morte.

Y dicho lo anterior aprovecharé un último párrafo para informar a los gastrónomos que en el arranque de la Costa da Morte, nada más pasar Malpica, en la orilla norte de la ensenada de Barizo, encontrará un restaurante que ofrece una carta que es la quintaesencia la cocina de los mares de Galicia. Se llama As Garzas y desde hace varios años es del gusto de los inspectores de la Guía Michelín de restaurantes, que lo mantienen con una de sus estrellas. La columna izquierda de la carta está llena de grandes sugerencias para el sentido del gusto que no quedarán defraudadas y la derecha… está en consonancia. Ambas positivamente establecidas en una escala “a la gallega”.

> > Volver a la guía de Costa da Morte