La ciudad

Comillas está situada a la orilla del Cantábrico, en una zona costera muy bella, entre Suances y San Vicente de la Barquera, en el límite del Parque Natural de Oyambre.


El Capricho, de Gaudí, uno de los atractivos principales de Comillas. Imagen de José Manuel Fernández Miranda, para Guiarte.com

En el casco urbano aparecen diversas casonas antiguas de aire nobiliario, luciendo escudos, así como otras edificaciones en las que se denota la pujanza de la villa en la época modernista, cuando afamados arquitectos catalanes, entre ellos el propio Antonio Gaudí, dejaron grandes obras en este pequeño rincón verdeante del norte de España.

El casco urbano tradicional se hallaba en medio de colinas, a unos cientos de metros de la costa, hasta que en el final del siglo XIX empezaron a llegar los veraneantes burgueses, atraído por la presencia de la familia real española. Entonces, Comillas se estiró hacia el mar.

Llamada a veces “la villa de los arzobispos”, por haber salido de allí varios prelados a distintos puntos del orbe, Comillas fue una población agrícola y ganadera que mantuvo un censo de más de 3.000 habitantes en el siglo XX, hasta que en los años sesenta inició un periodo de decrecimiento. Hoy, este es un lugar de marcado carácter turístico.

El puerto, de antigua tradición ballenera, es sumamente reducido y mantiene escasa actividad.

Siguiente: La historia
Información general de Comillas

> > Volver a la guía de Comillas