Ocio y Gastronomía

Ocio y Gastronomía en Estoril - Cascais, Portugal.

Anochecer en la plaza Luis de Camoes, en Cascais. Guiarte.com/Ana Alvarez.

Cascais es un buen sitio para vacaciones. No tiene grandes monumentos ni un centro histórico de gran valor; pero tiene otros alicientes.

Tiene un clima bonancible. Raramente el termómetro roza los cero grados en enero o febrero, los meses más fríos. El verano es bastante caluroso, y el inicio del otoño y la primavera magníficos. Llueve poco y los días suelen ser luminosos.

Tiene un ambiente tranquilo propicio para el paseo y el gozo de la vida, unas playas como calas, relativamente tranquilas y limpias.

Es agradable el paseo, en el entorno de la marina de Cascais, en sus zonas verdes o por ese núcleo urbano que parece un pequeño pueblo mediterráneo, con sus tabernas, tiendecitas, sus tiestos en los balcones o las bugamvillas de flores escarlata que contrastan con los encalados.

Cascais aún tiene un aire pesquero. Guiarte.com/Ana Alvarez.

Es esta zona propicia para el paso, tanto en la zona urbana como en la orilla del mar.

Las comidas, aún algo más caras que en otras partes de Portugal, son de buena calidad. Carta amplia en los restaurantes, con el consabido bacalao, el caldero de pescado y las sardinas; además de los mariscos y las carnes a la brasa...

No cabe olvidar que el lugar tiene puerto pesquero, lo que implica una tradición culinaria vinculada a los productos del mar.

Hay buenos dulces. Entre estos últimos las queijadas, que también se encuentran en Sintra, unos pastelitos sumamente sabrosos. Entre los helados, tienen fama los de Santini.

En el centro de Cascais hay una gran aglomeración de restaurantes con animadas terrazas y una comida de relativa calidad.

El complejo fortificado de Cascais se remonta a tiempos de la Edad Media. Guiarte.com/Ana Alvarez.

Por todo ese centro abundan también las tiendas de regalos y recuerdos, entre los que se hallan los bordados.

El ambiente nocturno no es estridente. Hay que recordar que esta es una zona de turismo relativamente familiar. Hay tradicionalmente más animación en Cascais que en Estoril. En Cascais está siempre con vida la zona del largo Luis de Camoes y su entorno.

La estancia en Cascais o Estoril se puede complementar excelentemente merced al ferrocarril que une Cascais con Lisboa. La estación lisboeta estás junto a la magnífica Plaza del Comercio, cerca de los ámbitos comerciales, artísticos y monumentales de la ciudad portuguesa.

Otras excursiones cortas nos llevarán a la playa de Guincho y el Cabo da Rocha, o hacia Sintra.

> > Volver a la guía de Cascais - Estoril