De Villafranca a Sarria

El paso de Villafranca a Sarria está teñido por la belleza. Paisajes llenos de arcaísmo envuelven al caminante en un ambiente especialmente lírico. Destaca en el trayecto El Cebrero, pero también hay otros lugares de interés, como Samos.
En El Cebrero late el mundo céltico. Iglesia. Foto guiarte.
El paso hacia Galicia está cargado de magia y belleza. Al igual que Roncesvalles, es zona preñada de historia, misterio y leyenda. El paisaje es aquí algo más dulce, pero también verdeante, montuoso y húmedo.

A la vera del torrentoso Valcarce, el viajero cruza poblaciones como Pereje, Trabadelo, Ambasmestas o Vega de Valcarce. Son lugares de tradición hospitalaria, pequeños pueblos, en los que se puede apreciar la hermosura de las construcciones rurales bercianas, de piedra azulada y techumbres pizarrosas, sumidas en un entorno verdeante, donde reinan los mirlos y lavanderas. En las montañas perduran restos de viejos castillos.

El viejo camino sigue abandonando la hondonada del Valcarce y avanza hacia La Faba, pequeña localidad asentada sobre un otero, quizá otro viejo castro prerromano, a cuyas faldas se extienden las praderas y bosques de robles, arces, abedules, castaños y cerezos.

A medida que asciende la vereda, la vegetación ralea y el panorama se presenta más impresionante. Pasado La Laguna, último pueblo leonés, está El Cebrero, O Cebreiro, enclave cargado de arcaísmo y hermosura, desde el que la mirada puede avanzar hacia las profundidades de Galicia o en dirección a los imponentes valles bercianos.

El Cebrero es una aldea con aire prehistórico, construida en la cima que separa León de Galicia, allá donde los vientos soplan con furia; mundo de pallozas, nieves y lobos, donde los peregrinos, agotados por el duro viaje, recibían el auxilio de los benedictinos.

En el templo de El Cebrero se muestra el cáliz y una patena de origen románico donde, cuenta la tradición, la hostia y el vino se transformaron en carne y sangre, ante el pasmo del monje descreído que oficiaba la misa al lado de un solitario campesino, un día de tempestad.

Pequeños poblados se asientan en la ruta: Linares, Hospital de la Condesa, Padornelo, Poio, Fonfría y Biduedo. Son lugares de perdidas referencias santiaguesas, donde encontramos hoy más belleza que vida.

Triacastela, fin de la etapa once del Código Calixtino es pueblo de luenga historia. Hoy, el lugar no pasa de ser un pueblo de unos cientos de habitantes, rodeado de prados, bosques, helechos y escasos cultivos, con paredes de piedra musgosa separando las fincas y heredades.

Monaterio de Samos. Foto guiarte

Desde Triacastela a Sarria, el Camino no es transitable para automóviles. El trayecto original va por Balsa, San Gil, alto de Riocabo, Fontearcuda, Fuerala, Pintín, Calvor, San Mamed y San Pedro del Camino, a través de parajes hermosos, robledales y antiguos castros.

Al peregrino motorizado, no le cabe otra alternativa que avanzar más al sur, por una carretera paralela al rio Orobio, en medio de un paisaje húmedo, en el que las hiedras y los líquenes abrazan los gruesos troncos de los árboles centenarios. En esta ruta próxima al camino se halla Samos, donde el viajero encontrará uno de los grandes centros religiosos gallegos. El inmenso monasterio medieval ardió en 1.558 y se reconstruyó con una síntesis de renacimiento y barroco.

La mayor población de la zona es Sarria. La parte alta de la villa cuenta con un entramado de calles de sabor medieval, dominadas por los restos del viejo castillo. Aquí nacieron personajes de la talla de Gregorio Fernández y Fray Luis de Granada, y aquí murió el rey Alfonso IX, cuando iba en peregrinación a Compostela.

PATRIMONIO

Monumentos del tramo y valoración de su interés artístico (Se sigue la valoración de Tomás Alvarez, de cero a cinco asteriscos, publicada en El Camino de Santiago para Paganos y Escépticos. Editorial Endymion)

Vega de Valcarce

Castillo de Sarracín. Siglos IX y posteriores.

El Cebrero


Iglesia de Santa María. Siglo X y XI. *
Pallozas.*

Triacastela


Iglesia Parroquial. Siglo XII y XVIII.

Samos


Monasterio de los Santos Julián y Basilisa. Siglos XVI, XVII y XVIII. * *
Iglesia del Salvador. *

Sarria


Iglesia de El Salvador. Siglos XI y XIV.
Hospital de San Antonio.
Convento de la Magdalena. Siglos XV,XVI y XVII. *
Rúa Mayor.

> > Volver a la guía de Camino de Santiago



Comentarios al artículo
Se muestra 1 comentario

Jaime F. López Arias
30/4/08
Corrección de topónimos
Deberían corregir los topónimos incorrectos , pues las denominaciones oficiales y únicas admisibles deben respetarse:
O Cebreiro
Liñares
Hospital da Condesa
San Xil
San Mamede
San Pedro do Camiño
río Sarria ( lo que ustedes citan como Orobio es una injustificada derivación de una pretendida denominación como "río Oribio", para lo que desde el siglo VI está documentado como RIO SARRIA , HABIENDO DADO ESTA CORRIENTE SU NOMBRE A LA COMARCA, AL MUNICIPIO, AL PARTIDO JUDICIAL , A UN CONDADO, A UN MARQUESADO, A UN ARCEDIANIATO, A LA VILLA DE SÁRRIA , A UN ARCIPORESTAZGO, ETC.
Rúa Maior
Iglesia de San Salvador
-----------------
Fray Luis de Granada ( Luis Sarria , hasta su profesión religiosa) no nació en Sárria ( en aquella época A Pobra de Sárria ), nació en Granada, siendo hijo del sarriano Narciso Sárria, emigrado a esa ciudad poco después de su conquista.

Gracias