De Pamplona a Estella

En Navarra hay lugares de notable vigor jacobeo. Es excelente tierra para disfrutar de paisajes y arte. Aquí confluyen las vías de pereginos que vienen de Roncesvalles y Somport. El tramo Pamplona-Estella tiene puntos de alto interés.

Puerta de la iglesia de Cizur Menor, el primer pueblo del Camino, después de Pamplona. imagen de guiarte.com
Navarra es una región donde la peregrinación jacobea ha dejado una densidad de monumentos inusual. A partir de Pamplona, el Camino Francés tiene una serie de enclaves privilegiados. Puente La Reina, Cirauqui, Estella, Los Arcos y Viana, principalmente, dan fe de un pasado fértil en comercios, artes y trasiegos.

En torno al Camino Navarro se suceden los pueblos, muchos pequeños, ubicados sobre oteros, dominando campos de cultivo y pastizales. En muchos lugares continúan desafiando al tiempo los viejos templos románicos de piedras venerables cubiertas por la pátina de los siglos.

Tal vez sea este puente sobre el Arga, en Puente La Reina, uno de los símbolos del camino en Navarra. Foto guiarte

En las proximidades de Puente La Reina se une al Camino Navarro el que proviene de Somport, y pasa por Jaca y Monreal, itinerario venerable y cargado de monumentos románicos de elevado interés. En torno a esta vía figuran lugares como Sangüesa, Leyre, San Juan de la Peña, Santa Cruz de Serós o Santa María de Eunate, en los que el arte medieval ennoblece al paisaje.

A partir de Puente la Reina ya no es preciso distinguir entre Camino Navarro o Aragonés, porque se unifica la gran ruta medieval, el Camino Francés.

Puente la Reina lleva este nombre porque Doña Mayor, esposa de Sancho el Mayor, ordenó levantar un puente en el siglo XI para salvar la corriente del Arga. El enclave era absolutamente estratégico y por ello los templarios acabaron siendo señores de la villa. Extinguida la orden, sus bienes pasaron a la de San Juan de Jerusalén.Merece la pena recorrer detenidamente la pequeña ciudad.

El Camino Aragonés pasa junto a lugares de gran interés histórico y artístico, como San Juan de la Peña. Foto guiarte

En Estella el aroma de historia continúa vivo, al lado de una ciudad pujante y moderna. La ciudad está llena de recuerdos que la entroncan con las canciones de gesta y el inicio de las peregrinaciones

El lugar nació para el Camino de Santiago. Sancho Ramírez, interesado en crear un centro comercial poderoso, desvió el trayecto anterior, un trazado más occidental, y concedió un fuero especial, en el año 1.090, a los colonos que se instalasen a la orilla del Ega, cerca del viejo poblado vascón de Lizarra.

En torno al nuevo punto estratégico se ubicaron comerciantes y cambistas, mayoritariamente francos y judíos. La advocación de templos y santos recoge indicios de que los primeros pobladores procedían de las zonas francas de Le Puy y Tours. En el siglo XIII Estella era ciudad de mercaderes y poseía una famosa tabla de cambios. En 1354 existían allí seis hospitales de peregrinos.


PATRIMONIO:

Monumentos del tramo y valoración de su interés artístico (Se sigue la valoración de Tomás Alvarez, de cero a cinco asteriscos, publicada en El Camino de Santiago para Paganos y Escépticos. Editorial Endymion)

Puente La Reina

Iglesia y Convento del Crucifijo. Siglos XII, XIV y XVIII. *
Iglesia de Santiago. Siglos XII. XVI y XVIII. * *
Puente sobre el Arga. Siglo XI. *
Calle Mayor. Conjunto monumental. *

Cirauqui

Iglesia de San Román. Siglos XIII y XVII. *
Iglesia de Santa Catalina. Siglo XIII
Conjunto de caserones blasonados

Estella:

San Pedro de la Rúa. Siglo XIII. * * *
San Miguel. Siglo XII. * *
Santo Sepulcro. Siglos XII, XIV y XVI. * *
Santo Domingo. Siglo XIII
Santa María Jus del Castillo. Siglo XII
Palacio de los reyes de Navarra. Siglo XII. *
Calle de la Rúa. palacios medievales y renacentistas.*

En casi todos los restantes pueblos de este trayecto perviven edificaciones religiosas de origen románico y gótico.

> > Volver a la guía de Camino de Santiago