De Logroño a Santo Domingo de la Calzada

La Rioja tiene interesantes lugares para el viajero, algunos en el Camino y otros muy cerca. Hay que ver Nájera, San Millán y Cañas, antes de recalar en Santo Domingo.

En el monaterio de Cañas hay una excelente muestra del mejor arte gótico riojano. guiarte.com. Copyrignt

La Rioja es desigual en paisaje y en arte. No cabe aquí hablar de grandiosos monumentos en el Camino. Muchas de las obras medievales quedan sólo en los recuerdos, otras están alejadas de la ruta y las catedrales de Logroño y Santo Domingo, no tienen un valor especial, sobre todo la primera. Pero la Rioja tiene interés artístico y jacobeo.

Esta tierra es interesante, variada. Sus gentes, hospitalarias y abiertas, son poseedoras de un arte fungible y efímero que se practica en los fogones y alegra los espacios más recónditos del espíritu: el arte de la buena mesa.

Nájera bien merece una parada. Fue final de etapa en el Códice Calixtino, pues no en vano es la ciudad más histórica de La Rioja.

El Monasterio de Santa María la Real, fundado en 1.032, resume la historia de la ciudad y atesora el interés artístico de la misma. Su iglesia gótica, el panteón real y el magnífico Claustro de los Caballeros merecen una visita detenida.

Muchos peregrinos,al llegar a Nájera no continuaron en dirección oeste, sino hacia el sur, ascendiendo a la vera de la vigorosa corriente del Najerilla, para adentrarse luego hasta San Millán y Berceo, en tierra más escabrosa y arbolada.

Detalle del claustro de Santa María la Real, en Nájera. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com) para guiarte.com.


Merece la pena el rodeo. Tambien merece la pena ver el cercano Monasterio de Cañas, construcción cisterciense del siglo XIII, cuidadosamente restaurada, entre 1.943 y 1.975.

Santo Domingo de la Calzada es la meta de etapa. Se trata de una ciudad nacida a la vera de la tumba del santo que le dio nombre, un auténtico caminero. El santo fue enterrado en la misma calzada por él construida. Hacia 1.120, se empezaron a asentar edificaciones en torno al sepulcro, surgiendo un burgo que en 1.232 sería elevado a la categoría de cabeza de diócesis episcopal.

La ciudad cuenta con varios puntos de interés: su catedral, románico-gótico-renacentista, conventos, murallas, palacios y casas solariegas. Tambien cuenta con unas gallinas privilegiadas por su residencia suntuosa: la catedral. Son las herederas del fantasioso relato en que las aves cantaron después de asadas.


PATRIMONIO:

Monumentos del tramo y valoración de su interés artístico (Se sigue la valoración de Tomás Alvarez, de cero a cinco asteriscos, publicada en El Camino de Santiago para Paganos y Escépticos. Editorial Endymion)

Navarrete

Iglesia de la Asunción. Siglos XVI y XVII. *
Portada de San Juan de Acre. Siglo XIII
Casas blasonadas

Nájera

Conjunto de Santa María la Real. vestigios románicos y obra fundamental de los siglos XV y XVI. * * *
San Miguel.
Convento de Santa Elena.
Ruinas del Castillo, casones antiguos..

Cercanías de Nájera

San Millán de Suso. Siglo X. * * *
San Millán de Yuso. Siglos XVI y XVII. * *
Monasterio de Santa María de Cañas. * *

Austera puerta occidental de la catedral de Santo Domingo de la Calzada. Imagen de guiarte.com. Copyright


Santo Domingo de la Calzada

Catedral. Siglos XII, XIV, XVI y XVIII. * *
Murallas. *
Convento de San Francisco. Siglo XVI. *
Convento de las Bernardas. Siglo XVII.
Palacio del Obispo Juan del Pino. Siglo XIV.
Ayuntamiento. Siglo XVIII
Casas solariegas.

> > Volver a la guía de Camino de Santiago