El Rin salvaje

El Rin nace en Suiza y desemboca en el mar del Norte, después de pasar por varios países. Es el principal río europeo, por su importancia histórica y su valor económico.
El Rin salvaje, a la altura de la Barra de Istein.

De sus 1300 kilómetros de longitud, los últimos 880 son navegables, exactamente desde Basilea.

Ha sido, históricamente, un río de gran significación. Con su caudal medio de más de 2000 metros cúbicos por segundo, discurre drenando una cuenca de cerca de 200.000 kilómetros cuadrados, recogiendo aguas de diversas cordilleras, pero especialmente de los Alpes.

En su origen es un río salvaje, natural, con aguas que brincan en un vivo descenso, hasta que alcanza los territorios germánicos.

Apacible imagen del Rin salvaje, con sus riberas boscosas.

Nace en los Alpes, en el cantón de los Grisones, y avanza raudo desde más de 3000 metros de altitud hacia los 400 de la zona del Lago Constanza. Aún se aprecia su viva corriente en su recorrido suizo, especialmente en Schaffhausen, donde el agua se transforma en orgía de espumas, en las mayores cataratas existentes sobre suelo europeo.

Si ya en Suiza pierde su carácter bravío, especialmente por mor de las explotaciones hidroeléctricas, a partir de Basilea el río pierde casi todo su carácter natural, por la contaminación, los acanalamientos y aprovechamientos energéticos y sobre todo por las obras puestas en marcha para hacerlo cómodamente navegable.

En el entorno de la Reserva Natural de la Pequeña Camarga Alsaciana aún podemos admirar el Rin salvaje junto al "domesticado".

Trazado antiguo y nuevo del Rin. Se observa como los numerosos ramales del río han desaparecido. Sólo quedan las corrientes marcadas en tono más oscuro.

El hombre ha canalizado la gran corriente, pero aún queda un ramal muy natural, al este del Gran Canal de Alsacia, donde las aguas parecen ser puras, donde aún el ojo puede contemplar las piedras del fondo o la espuma de las aguas al descender por los rápidos.

Un trayecto recomendado para ver este Rin salvaje en esta parte alsaciana del río: el viajero debe llegar hasta las esclusas del Kembs. A la izquierda de las mismas hay un indicador y un sendero que baja en dirección este. Por ahí se camina un amplio trecho hasta encontrarse con el ramal "salvaje" del Rin.

A lo largo del río hay una vía empedrada, más propicia para el paseo a pie que para la bici, hasta le presa que deriva la mayor parte del agua por el Canal de Alsacia, a la altura de Village Neuf. Siguiendo este camino hacia el sur se puede contemplar el magnífico bosque de ribera y al fondo, en el otro lado del río, el roquedo de Istein.

La barra de Istein genera una serie de rápidos que hacían al río peligroso y difícilmente navegable, cerca de Basilea.

En el pasado, la corriente llegaba hasta las cercanías del roquedo, desde donde se han pintado magníficos cuadros y grabados, con el paisaje de corrientes e islas al fondo. Istein fue una población también vinculada al señorío episcopal de Basilea, y que a su vez dominó en algún momento el entorno del otro lado del río: Huningue y Rosenau, según consta en documentos históricos.

El paseo nos permitirá contemplar también los arrastres de cantos rodados, que antaño eran propicio lugar para el desove de los salmones, y unos pequeños rápidos, la Barra de Istein, debidos a las mismas formaciones rocosas de Istein.

El salmón desapareció del Rin hacia 1956. desde los años noventa vienen haciéndose labores para facilitar el retorno de salmónidos y además se están haciendo sueltas de cientos de miles de alevines; muchos de ellos procedentes de la piscifactoría de la Pequeña Camarga. Ya hay constancia de vuelta de hasta territorio alsaciano. Se espera que en el futuro pueda crecer esta aún escaso flujo.

Llegados a estos rápidos de Istein, se puede retornar por el sendero que surge a la izquierda, en dirección al oeste, para reencontrarnos con la margen derecha del Canal de Alsacia, y volver a la zona de las esclusas. De no optar por este atajo, se puede seguir hacia el sur por el camino de la orilla del Rin salvaje hasta la presa de inicio del Canal de Alsacia; cruzar por encima de la misma y entrar por el margen alemán del río, para volver a Francia por el puente que une Weil am Rheim con Hunigue y Village Neuf.

> > Volver a la guía de Pequeña Camarga Alsaciana